​ENTREVISTA | Verónica Casado: “Que podíamos haber hecho mejor las cosas, a toro pasado, es más fácil de evaluar”

​ENTREVISTA | Verónica Casado: “Que podíamos haber hecho mejor las cosas, a toro pasado, es más fácil de evaluar”
Imágenes: ICAL
​ENTREVISTA | Verónica Casado: “Que podíamos haber hecho mejor las cosas, a toro pasado, es más fácil de evaluar”

La consejera de Sanidad admite, en una entrevista para SALAMANCA24HORAS, que hasta marzo no fueron conscientes de que el nuevo coronavirus era algo más que una gripe, asegura que no se pueden redoblar esfuerzos porque “no hay médicos” y “las bolsas están agotadas” y afirma que en ningún momento ha pretendido cerrar consultorios en el mundo rural, pero habla de la necesidad de “reorganizar la sanidad en el medio rural”

Usted, al principio, rechazaba hablar de ‘segunda ola’. Ahora no sólo admite que estamos en ella sino que anticipa, incluso, una tercera. ¿Cómo cree que se van a desarrollar? ¿Van a ser tan duras cómo la primera?

El virus no ha llegado a desaparecer. Por eso yo hablaba más de fases de una pandemia con etapas de receso epidemiológico. Pero lo llamemos como lo llamemos, hemos seguido declarando casos. Podemos hablar de que estamos viviendo un segundo periodo de expansión del virus. De una expansión importante. Y que nos puede suceder lo que sucedió en la pandemia de la gripe de 1918 que su segunda ola o fase fue peor que la primera. Estamos trabajando para intentar que la curva no sea tan vertical como en el primer periodo. Poniendo medidas para contener, con lo poco que aún sabemos, la curva de crecimiento de casos y mantenernos en una meseta. Una curva más plana pero más larga en el tiempo, como dicen nuestros expertos. Y según lo que dicen los organismos oficiales y la OMS puede llegar hasta el mes de mayo, si no hay inmunidad natural o por vacuna.

En Salamanca, casi la mitad de los positivos totales confirmados se han registrado sólo durante los meses de septiembre y octubre. Visto que no parece que la situación sea más grave que en marzo o abril, ¿admite que en esos primeros meses había una escasez muy grande de pruebas?

En la actualidad, en este segundo periodo no se trabaja como en el primero. En los meses de marzo y en abril, no había PCR suficientes en el mercado internacional y solo hacíamos PCR al que tenía síntomas, como así lo determinaban los protocolos de actuación. En la actualidad, con el sistema de rastreo, estamos haciendo más pruebas y estamos encontrando muchos casos en asintomáticos. Por eso en toda la comunidad se han incrementado el número de casos y el número de pruebas

¿Cuál el peor momento profesional de los meses más duros de la pandemia?

Posiblemente los últimos días del mes de marzo y principios de abril. El 1 y 2 de abril, cuando llegamos a nuestros máximos de hospitalización en planta y en UCI. Recuerdo el día de mi cumpleaños como un día terrible. Fueron momentos duros de gestionar, pero gracias al esfuerzo y al trabajo de nuestros profesionales, que doblaron turnos y que trabajaron muy por encima de sus posibilidades, conseguimos doblegar algo que parecía imposible. El momento actual es muy duro, el sistema sanitario está muy cansado.

¿Y el personal? Porque la hemos visto incluso derramar lágrimas en las Cortes.

En el terreno personal ha sido muy duro. Soy médico y mi objetivo es cuidar, curar y aliviar, pero la pandemia nos ha enfrentado a muchos momentos de inmensa tensión y sensación de impotencia. La preocupación ha sido y es una constante que no cesa ni disminuye ningún día. Y los fallecimientos son muy duros. Nuestros mayores, nuestros compañeros… no son sólo un número. Detrás de cada fallecido hay una familia rota, con sus aspiraciones truncadas de por vida.

¿En qué momento se dieron cuenta de la gravedad de la enfermedad?

En el mes de marzo, cuando tuvimos conciencia que no se trataba de una gripe.

¿Se han podido hacer mejor las cosas en Castilla y León?

Creo que con los conocimientos que teníamos en esos momentos, actuamos lo mejor que supimos y pudimos. Que podíamos haber hecho mejor las cosas, a toro pasado, es más fácil de evaluar, por ello debemos de aprender de lo hecho de mantener lo bueno y rectificar si no actuamos correctamente.

Usted es firme defensora de la Atención Primaria. Sin embargo, y pese a que el refuerzo de la misma se antoja fundamental para combatir al COVID, se ha vuelto a producir una escasez de profesionales durante el verano. ¿No habría sido el momento para redoblar esfuerzos?

¿Redoblar esfuerzos? No hay médicos, las bolsas están agotadas. Los profesionales necesitaban vacaciones, el sistema ha estado muy tensionado y no podíamos llegar a una segunda etapa de acción del virus, sin el descanso de nuestros profesionales. Se ha contratado todo lo que teníamos en las bolsas de enfermería, TCAES e incluso auxiliares administrativos para reforzar y descargar al sistema de trabajo burocrático.

El problema de la Atención Primaria es estructural y precisa de medidas sustanciales que no se improvisan ni se ejecutan en tres meses. Son medidas en las que tenemos empeño y que tendrán impacto a medio y largo plazo, como la financiación, la planificación de los recursos humanos o la reorganización de las actividades.

Además, este Gobierno fue protagonista en los meses previos a la pandemia por la posibilidad del cierre de consultorios médicos en el mundo rural. ¿Ha tenido que llegar este virus para hacer ver lo necesario de estos centros?

Los consultorios locales nunca han estado cerrados. Han estado abiertos pero debían de pasar por la cita previa y el triaje del médico, que dependiendo de la patología era visto en un lugar u otro. A nadie que vive en el medio urbano o periurbano se le ocurre ir a una consulta sin cita previa. Debe ser lo mismo en el medio rural. El profesional debe de conocer si hay pacientes y qué necesidades tienen.

WhatsApp Image 2020 10 15 at 17.24.38

Hay que reorganizar la Atención Primaria, yo no he cerrado ningún consultorio antes de la pandemia. Siempre he hablado de reorganizar la sanidad en el medio rural. Solo pedimos cita previa antes de acudir al médico. No imaginamos a un cardiólogo recorriendo la Comunidad para ver si alguien tiene palpitaciones o dolor en el pecho, pues un médico de Familia igual. La sostenibilidad y la equidad de nuestro sistema dependen de una correcta organización con criterios de calidad y seguridad.

Esta pandemia ha dado protagonismo a actores políticos inesperados, como puede ser Fernando Simón, Salvador Illa o usted misma. ¿Cómo lleva esa relevancia?

Estamos en una crisis sanitaria sin precedentes, de gran envergadura que necesita de una respuesta epidemiológica y sanitaria. Me ha tocado vivirla desde el lado de la gestión, sin fonendo ni bata. Un reto interesante y motivador, a la vez que preocupante, por la falta de conocimiento del comportamiento del virus.

¿Le ha pesado el calificativo de ‘mejor médica de familia del Mundo’?

Nada, nunca nada tan bueno puede ser malo. Yo solo tengo agradecimiento tanto al jurado de WONCA (organización mundial de médicos de familia) europeo (2017), al iberoamericano (2018) y al mundial (2018) por haberme concedido esos inmensos honores.

¿Qué ha pasado en Salamanca? ¿Cómo es posible que el virus haya golpeado en las dos olas tanto a la provincia sin tener la densidad poblacional de otras provincias de la Comunidad?

Salamanca no tendrá la densidad de población de otras provincias de Castilla y León, pero es una ciudad muy abierta, muy visitada, muy relacionada con muchos ámbitos culturales y sociales, con más universitarios llegados de fuera y una ciudad que recibe muchísimo turismo. Y como provincia es también preciosa con mucho atractivo. Además de estar vinculada a Madrid y otros territorios con segundas residencias. Y eso se vincula a una enorme movilidad. Y el virus viaja con nosotros.

¿Por qué se levantaron las medidas restrictivas de inicios de septiembre en Salamanca si la incidencia continuaba en una tendencia alcista? ¿El levantarlas tan pronto ha provocado la aplicación de estas nuevas medidas restrictivas?

En su momento se levantaron por una clara mejoría de los datos. Hay que intentar mantener la balanza equilibrada, mientras se pueda, entre salud y economía. No creo que haya incidido este cambio. Han sido otros factores los que han influido. El virus solo se aleja con responsabilidad de cada uno de nosotros y de todos juntos, si esto no funciona la situación tendrá mala solución hasta la llegada de la vacuna

¿Teme que la cercanía y las conexiones con Madrid vuelvan a afectar, como pasó en marzo, a Salamanca?

Salamanca sigue siendo una ciudad con un tirón especial para el turismo, y si a esto le sumamos que es una ciudad preferentemente universitaria abierta a todo el mundo, poco más que añadir, solo recordar que el virus solo se mueve si hay movilidad de las personas.

¿Por qué hay un porcentaje tan alto de personas que no están cumpliendo la cuarentena incluso siendo positivos? ¿Se debe aumentar la dureza de las sanciones?

Pues eso mismo me pregunto yo. No será por falta de información, de cuáles son las situaciones en los que uno se debe de quedar en casa. Es muy triste tener que tener un policía detrás de cada uno para cumplir con la cuarentena o el aislamiento. Vuelvo a ser repetitiva y reincidente, si no somos responsables de forma individual, la curva del coronavirus seguirá creciendo y el sistema sanitario no lo podrá soportar. Y quiero reiterar, en la línea de lo expresado por el presidente de la Junta, que vamos a ser muy exigentes todas las administraciones implicadas con la denuncia de las infracciones y seremos ágiles con los posteriores expedientes y sanciones

Tanto usted como Francisco Igea, como decenas de políticos a nivel nacional, piden mayor responsabilidad a los ciudadanos en vez de hacer autocrítica. Le ponemos un ejemplo referido al protocolo: en Cantabria, una vez se realiza la prueba, se recibe el resultado mediante un SMS en menos de 24 horas, sin importar la hora. Esto hace que a la persona, desde que se hace la prueba, no le dé tiempo a tener contacto, aunque sea irresponsable. Sin embargo, en Castilla y León, el plazo mínimo son dos días hasta que se obtiene el resultado. De hecho, si es un viernes, los resultados no se conocen hasta el lunes, cuatro días después. ¿No cree que es demasiado arriesgado creer que una persona va a guardar cuarentena cuando ni siquiera sabe si es positivo?

Los resultados de las PCR están llegando por SMS en 24 horas. Pero aunque no llegaran en tiempo los resultados, vuelvo a incidir en lo que digo en todas las ruedas de prensa. Si tenemos síntomas compatibles con el COVID (tos, fiebre, diarrea, pérdida del olfato,…), ¡nos quedamos en casa!

Si estamos a la espera de que nos hagan una PCR, por tener síntomas o ser contacto estrecho de un caso positivo, ¡nos quedamos en casa!; si estamos a la espera de un resultado de PCR, ¡nos quedamos en casa!; y muy importante: si nuestra PCR ha sido negativa, pero hemos sido contacto estrecho de un caso positivo, ¡nos quedamos en casa!

Una PCR negativa no supone que no podamos estar libres de infección o que, tras habérnosla hecho, no podamos habernos infectado. Debemos quedarnos en casa.

Veru00f3nica casado ICAL

¿Cree que no permitir a los medios de comunicación tomar imágenes dentro de los centros hospitalarios ha dado una visión de menor gravedad a la población del virus?

Ahora hay imágenes (institucionales) y el resultado es similar. Vuelvo a reiterar: frenar el virus es responsabilidad individual, de cada uno de nosotros y mientras no lo tengamos interiorizado, no avanzaremos en el control.

¿Por qué las obras del Hospital se apresuraron durante el estado de alarma pero, por el momento, continúa inoperativo?

Tan sólo un matiz, las obras del hospital no se apresuraron durante el estado de alarma. Se continuó con el calendario previsto de ejecución, siguiendo los plazos que estaban marcados.

De hecho, las obras ya habían terminado antes del estado de alarma, a falta del vial y de las plataformas, en las que se estaba trabajando y que están terminando. A día de hoy, las plataformas están listas y en la parte del vial solo falta ultimar la rotonda que engarce con el paseo de San Vicente; me consta que están justo con ella y pronto la acabarán. Pero el interior y exterior, durante los meses del estado de alarma, estaban ya en fase de dotación y montaje y en este tiempo no se ha parado tampoco, siguiendo con la recepción y la colocación de equipos. Actualmente seguimos trabajando, continúan los trámites para iniciar su funcionamiento, con la gestión y trámite de licencias y la consecución de diferentes concursos clave.

En Galicia están usado análisis agrupado de muestras combinado con los test de saliva y parece que de esta forma han ganado un gran potencial a la hora de detectar el virus, premisa básica para frenarlo. Usted dijo que estaban en contacto para implantarlos ¿Sigue adelante esa idea? ¿No se ha pensado en ningún momento realizar el procesamiento agrupado de muestras?

Todo se puede estudiar y en ello estamos. Lo más importante es que sigamos avanzando en la detección rápida de los positivos. Estamos ya trabajando en Atención Primaria con los antígenos de segunda generación, que aunque la toma de la muestra es la misma que para la PCR, el resultado está en 15/20min, sin salir del centro de salud. También se trabaja en los antígenos de muestra de saliva, pero estos de momento no están dando buenos resultados.

En España, el mundo de la veterinaria está más preparado epidemiológicamente hablando y por experiencias previas (la enfermedad de las ‘vacas locas’, gripe aviar y porcina…). ¿Por qué no se les ha tenido en cuenta y se ha trabajado más estrechamente con ellos?

Los veterinarios han trabajado durante toda la pandemia porque se trata de personal esencial. Su trabajo es y será clave en los asuntos de las inspecciones tanto de Covid como de Seguridad Alimentaria. Se ha contado con ellos y se sigue contando con ellos. El Comité de Expertos también cuenta con un veterinario de reconocido prestigio.

Una gran mayoría de políticos fecha la llegada de la vacuna a finales de este año o principios del que viene. ¿Cuándo cree usted que dispondremos de una vacuna o tratamiento? ¿Será esta efectiva?

En cuanto a la fecha, es mejor no crear falsas expectativas. Lo importante es que llegue. Los distintos laboratorios y grupos de investigadores están trabajando para que sea lo antes posible, con todas las garantías. Yo espero que cuando llegue al mercado, esta se presente efectiva y segura. Aventurar fechas no lleva a nada, y más en ciencia e investigación que tiene sus plazos y sus etapas ineludibles. Pero muchos de nosotros tenemos expectativas con esta medida que en la historia de la medicina, en otras epidemias, ha sido tan transcendente.

Nota de la redacción: Esta entrevista fue realizada vía mail sin posibilidad de repreguntar. Fue la única manera de poder ofrecer a nuestros lectores una entrevista que considerábamos relevante. Es por ello que no pudimos volver a realizar cuestiones sobre las afirmaciones de la consejera de que los resultados de las pruebas llegan en un SMS en menos de 24 horas, de que se han permitido tomar imágenes dentro de los centros hospitalarios. Asimismo, las preguntas fueron enviadas a finales de septiembre, motivo por el que alguna de las preguntas puede haber quedado desactualizada.

Comentarios
Lo más