VÍDEO | “Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual”: decenas de jóvenes cantan, bailan y se abrazan, sin cumplir las medidas sanitarias, a las puertas de una discoteca salmantina

VÍDEO | “Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual”: decenas de jóvenes cantan, bailan y se abrazan, sin cumplir las medidas sanitarias, a las puertas de una discoteca salmantina
VÍDEO | “Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual”: decenas de jóvenes cantan, bailan y se abrazan, sin cumplir las medidas sanitarias, a las puertas de una discoteca salmantina

Según denuncian vecinos a SALAMANCA24HORAS, es habitual que una vez cierre el establecimiento, centenares de jóvenes griten, fumen sin mascarilla y sin respetar la distancia e incluso vomiten y miccionen en los portales de la zona. Algo que, según creen, la Policía Local sabe pero ignora por voluntad propia

“Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual”. Este cántico, escuchado desde tiempos inmemoriales en campos de fútbol -cuando era legal consumir alcohol en los mismos-, en fiestas de pueblo y discotecas, es lo que han escuchado los vecinos de la calle Bermejeros en la madrugada de este sábado.

Un cántico que provenía de decenas de jóvenes que, una vez cerró una famosa discoteca salmantina a la medianoche -momento en el que entraron en vigor las nuevas medidas restrictivas-, se quedaron en la puerta de la misma aprovechando para socializar.

Aunque esa socialización, como demuestran las imágenes, se hizo en la mayoría de los casos sin respetar las medidas sanitarias, ya que además de cánticos, abrazos y saltos, se podía ver a muchos de los jóvenes fumando sin mascarilla y a otros charlando directamente sin ella.


Una estampa que, según denuncian vecinos de la zona a SALAMANCA24HORAS, se repite constantemente, ya incluso desde antes de la pandemia. Vecinos que ponen el grito en el cielo porque ya no sólo están “borrachos, fumando sin mascarilla y molestando con sus gritos”, sino que tal y como explican, llega a ser habitual que incluso vomiten o miccionen en los portales y garajes de la calle y los alrededores.

Estos vecinos, que son testigos habituales de todos estos actos, creen que cuentan con el beneplácito de la Policía Loca, ya que saben “que esto ocurre desde siempre” pero no se acercan a poner fin ni a tomar ninguna medida para evitarlo, indican a este medio.

Comentarios
Lo más