Las amenazas y agresiones que han recibido la más enérgica condena de la sociedad salmantina: "Lamentablemente, hechos así ocurren con asiduidad en el Clínico, pero no se graban"

En relación a la actuación policial, fuentes consultadas por este medio informan que la Policía Nacional de Salamanca ha identificado a los jóvenes autores de las agresiones, pero parece ser que no se procederá a la detención de ninguno de ellos en las próximas horas. Vigilantes y agresores han cruzado denuncias que ya han sido remitidas al Juzgado

Las amenazas y agresiones que han recibido la más enérgica condena de la sociedad salmantina: "Lamentablemente, hechos así ocurren con asiduidad en el Clínico, pero no se graban"

La violenta agresión sufrida en la tarde de este pasado sábado, 3 de abril, a las puertas del Clínico de Salamanca, que fue grabada en vídeo por testigos y se compartió miles de veces en las redes sociales, ha recibido la enérgica condena de la sociedad salmantina.

Sin embargo, fuentes de Sacyl han indicado que este tipo de agresiones y amenazas de muerte sufridas por los vigilantes de seguridad ocurren lamentablemente con asiduidad en el Complejo Asistencial, muchas de ellas sin que trasciendan a la opinión pública porque no son grabadas. Actualmente, debido a que el acceso al Hospital está restringido por la pandemia, hechos lamentables de este tipo habían casi desaparecido, pero en la antigua normalidad previa al COVID, eran mucho más habituales.


En relación a la actuación policial, fuentes consultadas por este medio informan que la Policía Nacional de Salamanca ha identificado a los jóvenes autores de las agresiones, pero parece ser que no se procederá a la detención de ninguno de ellos en las próximas horas. Vigilantes y agresores han cruzado denuncias que ya han sido remitidas al Juzgado.


Los hechos ocurrieron cerca de las 15:00 horas del sábado, cuando uno de los dos jóvenes, el más delgado y que llevaba una cazadora, se coló en el interior del Hospital Clínico a través de las Urgencias Pediátricas, con el fin de alcanzar una de las plantas del edificio y poder visitar a un familiar. 

El joven fue interceptado cuando salía de uno de los ascensores por el personal de seguridad del edificio. Al carecer de autorización para acceder al Hospital, se le pidió que abandonara el mismo y fue cuando comenzó a alterarse y a mostrar una conducta violenta y muy agresiva. "Tú no sabes quien soy yo", llegó a decir. Tras salir del Clínico, el individuo se acercó a un vehículo que se encontraba mal aparcado junto al quiosco situado en el centro del espacio de estacionamiento, del que se bajó otro joven, mucho más corpulento.

Los agentes no tuvieron tiempo de alertar a la Policía porque los sucesivos golpes y amenazas comenzaron a sucederse. Fueron testigos los que alertaron a los agentes. Tras lo que se muestra en el vídeo, como lo del "puñalón", etcétera, los jóvenes abandonan el lugar en el mismo coche, a gran velocidad.

Los vigilantes de seguridad tuvieron que ser atendidos en Urgencias, uno herido en un ojo, otro con cortes en una mano. Fueron relevados por sus compañeros, debido a que fue necesario que interpusieron la pertinente denuncia. La Justicia será la encargada de que esta violenta agresión no quede impune. 

Comentarios