Salamanca capital, Béjar y Villares de la Reina se han unido esta semana a Carbajosa de la Sagrada, Villamayor y Santa Marta de Tormes como los municipios de la provincia charra en los que el interior de la hostelería debe permanecer cerrado debido a su situación sanitaria.

La decisión se tomó en el Consejo de Gobierno extraordinario que celebra la Junta de Castilla y León cada lunes y que, en función de la incidencia del COVID-19 a 14 días en los municipios de la Comunidad, puede establecer nuevas restricciones.

El cierre del interior de la hostelería se establece para aquellos municipios que tengan una población de más de 5.000 personas y que superen los 150 casos positivos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. La decisión tiene un periodo de validez de 14 días desde su publicación en el BOCYL (los martes, un día después de la celebración del Consejo) y es revisable cada semana.

Captura de pantalla 2021 04 15 a las 13.54.54

Incidencia en Salamanca capital el día 14 de abril.


Pero, ¿qué tiene que ocurrir para que la Junta de Castilla y Léon dé marcha atrás y reabra el interior de la hostelería en los municipios afectados? El vicepresidente y portavoz de la institución regional, Francisco Igea, ha explicado las condiciones que deben cumplirse para que eso suceda, y son dos:

En primer lugar, la incidencia del virus a 14 días debe situarse por debajo de los 150 casos por cada 100.000 habitantes durante una semana completa. “Con que estén un día no vale”, ha precisado Igea, ya que un municipio podría encontrarse en una situación de cierres y aperturas del interior de los bares y restaurantes de forma frecuente.

La segunda condición, ha indicado el vicepresidente, es que la tendencia del número de casos positivos en COVID-19 sea descendente en el municipio.

Una vez que se cumplan esas dos premisas, el Consejo de Gobierno extraordinario que se celebra los lunes en la Junta estará en virtud de tomar la decisión de volver a abrir el interior de la hostelería en esos lugares, si bien se mantendrán los límites de aforo correspondientes al nivel de alerta en el que se encuentre la provincia en cuestión.

Comentarios