La Policía valla el edificio de Los Alcaldes y los 'okupas' se marchan para no perder sus subsidios

La Policía valla el edificio de Los Alcaldes y los 'okupas' se marchan para no perder sus subsidios
A primera hora de este miércoles los agentes instalaron un perímetro con un único acceso a las viviendas para así controlar el movimiento de personas que desde hace dos semanas se han introducido en viviendas vacías. También se ha procedido a condenar los accesos exteriores e interiores al garaje, así como a las viviendas que estaban vacías. Mientras, continuaba la identificación de los 'okupas' para proceder a la retirada de las prestaciones sociales que pudieran estar cobrando al haber incurrido en una ilegalidad, pero horas después se marcharon del edificio para no quedarse sin sus subsidios

El Ayuntamiento de Salamanca y la Subdelegación del Gobierno han puesto en marcha este miércoles medidas visibles para evitar que la okupación ilegal de viviendas en el barrio de Los Alcaldes se consolide. Y es que hace dos semanas se adentraron unas veinte familias en el portal de un edificio y días después fueron llegando más hasta okupar los tres portales.

En concreto, se ha procedido a vallar el perímetro del inmueble, dejando únicamente una misma entrada y salida a los inmuebles controlada por agentes de la Policía Nacional y la Policía Local. Así, de ningún modo se permitirá el acceso al bloque de viviendas ocupado y, en caso de que se produzca alguna salida, tampoco se permitirá el regreso. Y también se han condenado físicamente los accesos exteriores e interiores al garaje del edificio, así como a algunas de las viviendas que no están ocupadas por ninguna familia.

Al trabajo por parte de los Servicios Sociales y el refuerzo de la vigilancia en el barrio para mantener la seguridad pública se sumaron otras actuaciones para desalojar a las familias. Por ejemplo, la identificación de los 'okupas' para proceder a la retirada de las prestaciones sociales que pudieran estar cobrando al haber incurrido en una ilegalidad. Horas después del vallado, las últimas familias se marcharon del lugar precisamente para no quedarse sin esos subsidios.

Comentarios
Lo más