La Policía Local practicó 5.400 pruebas de alcoholemia y 357 de drogas en el primer semestre

La Policía Local practicó 5.400 pruebas de alcoholemia y 357 de drogas en el primer semestre
Un total de 1.800 vehículos fueron denunciados por excesos de velocidad y el 1,77% de los conductores controlados dio positivo

Durante el primer semestre del presente año 2017 los agentes de la Policía Local de Salamanca sometieron a la prueba detectora del alcohol a 5.414 conductores, de los que 94 dieron positivo en la misma, superando las tasas de alcoholemia fijadas o permitidas en la legislación vigente. De ellos, 33 fueron denunciados penalmente y los otros 61 fueron sancionados en vía administrativa. 

El porcentaje total de conductores que dio positivo en los controles efectuados en la ciudad de Salamanca se situó por tanto en el 1,77%, Cuando la tasa detectada supera los 0,60 miligramos por litro la denuncia se tramita siempre penalmente, así como cuando la ingesta de alcohol ha tenido influencia en la conducción. 

En las cifras indicadas se incluyen tanto las pruebas practicadas en controles preventivos, que se situaron en 4.692, con 40 resultados positivos, como las que se efectuaron después de accidentes registrados en las vías urbanas, con 684 pruebas y 16 positivos, o por infracciones de tráfico, con 38 pruebas y 38 positivos. Solamente cuatro conductores se negaron a someterse a la prueba detectora de alcohol.

Como puede apreciarse, los resultados varían notablemente cuando los controles se llevan a cabo en función de cada una de las circunstancias mencionadas. Así, da positivo sólo el 0,86% de los conductores en los controles preventivos, pero el porcentaje se sitúa en el 2,40% cuando la prueba se realiza tras un accidente y sube nada menos que hasta el 100% cuando se practica como consecuencia de una infracción. 

alcoholemias

Los meses más conflictivos, en cuanto a número de positivos se refiere, fueron marzo y abril, con 20 cada uno, y los meses con menos positivos fueron junio, con 11, y mayo, con 12. En febrero se registraron 14 positivos y en enero, 17.   

Los controles de alcoholemia pretenden aminorar, en la medida de lo posible, la incidencia demostrada que el alcohol tiene tanto en los accidentes como en la conflictividad del tráfico rodado, tal y como se pone de manifiesto en los estudios de accidentalidad realizados específicamente en las vías urbanas. De aquí la necesidad de vigilar y controlar las tasas de alcoholemia en el ámbito local con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad vial.

Controles de drogas 

La Ley también prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. En este sentido, en el primer semestre de 2017 la Policía Local efectuó un total de 357 pruebas detectoras de drogas y estupefacientes a conductores, con el resultado de 31 resultados positivos (el 8,68%). Por sustancias, la mayor parte lo fueron por cocaína (43% de los positivos), y a continuación por cannabis (28%), opiáceos (17%), metanfetaminas (7%) y anfetaminas (5%).

La Policía Local de Salamanca está utilizando en estos controles de drogas un dispositivo detector de última generación analítica, que permite descubrir de forma rápida la presencia en la saliva de las drogas más frecuentes como anfetaminas, cocaína, metadona, opiáceos y cannabis. 

Controles de velocidad

Durante el primer semestre del presente año 2017 la Policía Local de Salamanca ha realizado 256 controles de velocidad en distintas localizaciones, registrando el paso de 82.587 vehículos, con un porcentaje de infracciones del 2,25%. En concreto, 1.864 conductores fueron multados al circular con velocidades excesivas o inadecuadas, superando los límites de velocidad establecidos en el casco urbano.

La Policía Local de Salamanca planifica los controles de velocidad de forma periódica y en distintas localizaciones, especialmente en aquellos puntos más susceptibles de peligro por altas velocidades, como el segundo cinturón de circunvalación, los accesos a la ciudad y las vías transversales de comunicación.

Controles primer semestre 2017

Todos los operativos descritos, tanto los detectores de alcoholemia y drogas como los relativos a la vigilancia de los límites de velocidad,  tienen como objetivos prioritarios el incremento de la seguridad de peatones y conductores, la prevención de posibles accidentes de circulación y, en definitiva, la mejora del tráfico urbano.

Multas, límites legales 

La cuantía de la infracción por conducir con tasas de alcohol superiores a las establecidas es de 500 euros y la detracción de 4 a 6 puntos. La sanción sube a 1.000 euros de multa para los conductores reincidentes, es decir, que ya hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por el mismo motivo, así como para aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.

Por lo que respecta a la presencia de drogas en la conducción, la infracción está castigada con una sanción de 1.000 euros y la detracción de 6 puntos. Cuando se denota que la ingesta de alcohol o drogas ha tenido repercusión o influencia en la conducción, las denuncias se tramitan siempre por la vía penal, tal y como se recoge en el artículo 379.2 del Código Penal. La negativa a someterse a los controles de alcoholemia y drogas también está tipificada como delito en el Código Penal, que prevé incluso penas de prisión por este motivo. 

Las sanciones económicas por exceso de velocidad en zona urbana oscilan, para infracciones graves, entre 100 y 300 euros. Si la velocidad detectada supera los 91 kilómetros por hora las infracciones son consideradas muy graves, fijándose un cuadro de multas que oscila entre 380 y 520 euros, o entre 450 y 600 euros si se conduce un vehículo de más de 3.500 kilogramos de masa o de nueve plazas, además de llevar aparejadas la retirada del permiso de conducción. 

Comentarios
Lo más