El Grupo de Menores de la Policía Local de León llevó a cabo más de 14.000 actuaciones y 6.000 vigilancias

El Grupo de Menores de la Policía Local de León llevó a cabo más de 14.000 actuaciones y 6.000 vigilancias
La información de los incidentes a los padres tiene efecto disuasorio sobre determinados comportamientos

El Grupo de Menores Paidós de la Policía Local de León llevó a cabo el pasado año un total de 14.253 actuaciones, entre las que se incluyen más de 6.000 vigilancias -de las que 663 fueron en centros escolares-, 3.418 identificaciones, 733 investigaciones, 15 servicios humanitarios y 87 relacionadas con absentismo escolar.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, el intendente jefe de la Policía Local, Martín Muñoz, y el oficial Santiago Llamazares fueron los encargados de presentar la memoria de actividad de un operativo que lleva nueve años en funcionamiento y cuya labor ha sido reconocida, por ejemplo, con su inclusión en el Comisionado Regional de la Droga.

En contacto directo con centros escolares y asociaciones de padres y en colaboración permanente con la Junta y la administración de Justicia, los integrantes de Paidós protagonizaron intervenciones de diversa índole que abarcan desde casos de agresión sexual a menores hasta hurtos, inspecciones, agresiones o acoso en cenrto educativos, tráfico de drogas, violencia en el ámbito familiar o localización de personas fugadas.

"Es un instrumento extraordinariamente próximo y eficaz para la protección de los menores", subrayó el concejal antes de señalar que su trabajo, más allá del ámbito policial, entra muy de lleno en el campo de lo social. Además, la labor de Paidós excede en ocasiones el segmento de población habitual y llega a cuestiones como la atención a los mayores o la violencia contra la mujer. Además, los agentes realizan algunas veces labores de mediación entre padres y madres con procesos de separación conflictivos que derivan en incidentes que afectan a los hijos.

Alcohol en niñas

En lo que atañe a los más jóvenes, lo relacionado con el alcohol supone una de las líneas de actuación permanentes del Grupo, con un control del consumo que ha llevado, sino a que desaparezcan los botellones, al menos, según Santiago Llamazares, "a que si los hacen sea muy, muy escondidos". También se vigila de forma habitual la venta de bebidas a menores en tiendas y supermercados.

El responsable de Paidós destacó como problema reseñable el inicio del consumo de alcohol en niñas de 12 a 14 años, que en el caso de los niños es de 13 a 15. En lo que se refiere a los estupefacientes la edad se eleva dos años en ambos sexos.

Prevención y disuasion

La labor divulgativa de determinadas cuestiones y las charlas en centros escolares son otras de las iniciativas que desarrollan. En 2016, un total de 1.617 alumnos y 643 padres asistieron a esas sesiones.

Una de las medidas que según la Policía Local resulta más eficiente para evitar las repetición de determinadas acciones y comportamientos es informar a los padres de los hechos protagonizados por sus hijos y comunicárselos de forma inmediata para que se hagan cargo de ellos. El ejemplo para los hermanos, vecinos o compañeros, aseguran, surte efecto.

Trabajos comunitarios

La normativa vigente en el Ayuntamiento de León contempla que quienes son sancionados por cometer determinadas infracciones o actuciones no legales puedan conmutar las multas que se les impongan por jornadas de trabajos a beneficio de la comunidad, algo que en el caso de los menores puede aplicarse siempre que éstos lo soliciten y sus tutores lo autoricen.

Comentarios
Lo más