El Día Municipal de los Abuelos llena la Plaza del Liceo de actividades para toda la familia

El Día Municipal de los Abuelos llena la Plaza del Liceo de actividades para toda la familia
Este miércoles se realizaron talleres manuales y actividades de ingenio; además, se puso a disposición de quienes se acercaron a esta plaza simuladores de conducción. Ante la buena acogida que tuvo la pasada edición los puestos de realidad virtual, en esta ocasión se ofrecieron seis, tres más que el año pasado

La Plaza del Liceo acogió este miércoles las actividades programadas para toda la familia por el Ayuntamiento de Salamanca con motivo de la celebración del Día Municipal de los Abuelos. 

Con esta conmemoración, que coincide con la festividad de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María y patronos de los abuelos, el Consistorio pretende sensibilizar a la sociedad acerca del importante papel de los abuelos en la institución familiar y facilitar la participación de varias generaciones simultáneamente compartiendo un mismo objetivo.

Este homenaje estuvo enmarcado en el IV Plan Municipal de las Personas Mayores en el que se recoge, entre otras muchas acciones, la realización de actividades que tengan como finalidad contribuir a mejorar la percepción social de las personas mayores en la sociedad salmantina.

Programa

La jornada se desarrolló entre las 19:00 y las 22:00 horas, en la que se llevaron a cabo actividades para todos los públicos. Se realizaron talleres manuales, hubo una zona de actividades de ingenio y también actividades de animación. La programación finalizó con la puesta en escena de la representación infantil ‘Cuentos desde el bosque’, espectáculo que trata sobre el cuidado y respeto de la naturaleza.

Entre las propuestas se encuentraron talleres dirigidos a pequeños y mayores en los que se fabricaron pulpos con vasos, ‘superabuelos’, con palos de helado y papeles de colores o una raspa de sardina.

En la zona de juegos de ingenio, en la que se perseguía fomentar el ejercicio del intelecto, se realizaron talleres de nudos metálicos, puzles, 4 en raya y el juego del ‘atascacoches’.

Asimismo, ante la buena acogida que tuvo la pasada edición los puestos de realidad virtual, en esta ocasión se ofrecieron seis (tres más que el año anterior), a los que se sumó un simulador de conducción para pasar el rato como en un circuito de Fórmula Uno.

Todas las zonas estuvieron dinamizadas durante toda la jornada con animación. Además, los abuelos y nietos que se acercaron a la Plaza del Liceo pudieron hacerse una fotografía como recuerdo de este día.

Junto a la programación, el Ayuntamiento de Salamanca editó 1.000 marcapáginas con la imagen de esta celebración que se distribuyesen entre los asistentes.

Comentarios
Lo más