La vendimia francesa vuelve a ser una salida laboral para recién licenciados y parados de larga duración

La vendimia francesa vuelve a ser una salida laboral para recién licenciados y parados de larga duración
Este año el descenso de la producción por las heladas que se registraron la pasada primavera podría repercutir en el número de contratos y en los días de trabajo
 

Con la llegada del mes de agosto se acerca también el inicio de la vendimia francesa, a la que unos 15.000 trabajadores españoles se desplazarán este año. Cada año son más quienes optan por acudir al vecino país en busca de la oportunidad laboral que no encuentran en España, principalmente de Andalucía pero también de provincias como Salamanca. Este año vuelve a destacar la presencia de recién licenciados que se desplazan hasta el vecino país por la falta de trabajo en su sector.

El mayor número de trabajadores comenzará a salir en los últimos días de agosto y primeros del mes de septiembre. Dada la configuración de la contratación de los españoles en la vendimia en Francia, en su inmensa mayoría sobre el perfil de que casi todos los vendimiadores son repetidores en campaña anteriores, cuando se producen vacantes o bajas son cubiertas por nuevas personas del entorno de la cuadrilla donde se produce.

Comisiones Obreras (CCOO) calcula que la producción de uva podría caer en 2017 un 16% frente a la campaña anterior debido a las fuertes heladas que pusieron en jaque a los viticultores franceses. Las zonas más afectadas son las del suroeste, especialmente las de Charente, Jura, Burdeos y Alsacia. En estas dos regiones la producción será entre un 50 y un 30% menor.

Esta es la razón por la que el sindicato teme que la caída de la producción en las zonas vitivinícolas francesas impacte negativamente en los días de trabajo que puedan realizar los vendimiadores y las vendimiadoras españoles y en el número de contratos que se realicen.

La mayoría de las personas que se dirigen hacia la vendimia francesa tienen experiencia en la campaña porque han sido contratadas en años anteriores y acumulan una profesionalidad acreditada que valora el empleador. En esta época del año se encuentran en paro en España y la vendimia francesa les ayuda a complementar su carrera laboral a lo largo del año.

La contratación se realiza directamente entre el empresario y el trabajador o trabajadora, que recibe su contrato antes de partir. Si se producen vacantes en una cuadrilla, son generalmente cubiertas por familiares o conocidos del mismo pueblo.

Comentarios
Lo más