La Junta baja a nivel 1 de emergencia el incendio forestal de La Cabrera

La Junta baja a nivel 1 de emergencia el incendio forestal de La Cabrera
Tras más de seis días de incendio en los términos municipales de Encinedo, Truchas y Castrillo de Cabrera se rebaja el nivel de alerta del incendio, aunque éste permanece bajo la consideración de activo.

La evolución del incendio forestal en la comarca de La Cabrera en la jornada de este sábado ha aconsejado el descenso al nivel de gravedad 1, al desaparecer las circunstancias que motivaron su declaración de nivel 2 el pasado martes 22 de agosto, han informado fuentes de la Junta de Castilla y León. El incendio, no obstante, se mantiene aún activo, según señalaron fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Los medios de la Junta de Castilla y León y de la Administración General del Estado que han estado trabajando a lo largo del día en este incendio son: 5 técnicos, 9 agentes medioambientales, 4 helicópteros, 2 cuadrillas helitransportadas, 10 cuadrillas terrestres, 4 autobombas y 8 máquinas bulldozer. Además, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y un Puesto de Mando Avanzado.

El siniestro -ya el de mayor extensión de España este año- permanece estabilizado y hoy sábado no ha obligado al desalojo de nuevos pueblos. La Junta ha pedido pide la colaboración ciudadana para identificar a los culpables.

A lo largo de las jornadas de ayer hoy sábado, el operativo de lucha contra incendios forestales de la Junta de Castilla y León, apoyado por los medios del Ministerio y la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha logrado mantener estabilizado el perímetro del incendio de la comarca leonesa de La Cabrera, especialmente en la parte que afecta al municipio de Encinedo.

El operativo se esfuerza ahora para lograr su control definitivo, algo que llevará días, tratando de evitar que reproducciones puedan ampliar su perímetro exterior, que actualmente supera los 55 kilómetros de longitud. Entre las labores para combatir el incendio de Encinedo, se están realizando no solo ataques a las reproducciones, todas ellas controladas, sino también quemas de ensanche y contrafuegos para asegurar el perímetro.

Estas tareas llevaron a tener que cortar la carretera LE-126 de Quintanilla al Puerto de Carbajal, entre los kilómetros 36 y 43, y la carretera LE-7207 de Quintanilla de Losada a Nogar, para que los medios de extinción pudieran realizar su trabajo con seguridad.

Los vecinos de Trabazos, población respecto a la que existía una restricción de estancia en la localidad por seguridad, y cuyos vecinos habían sido alojados en el albergue temporal de Cruz Roja en La Baña, una vez levantada la medida regresaron a sus casas. Se ha recomendado que, en las zonas con humo, especialmente las del interior del perímetro del incendio, como Santa Eulalia, permanezcan en sus viviendas, para evitarlo. Hoy no ha habido nuevos desalojos.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, apuntó hoy que este siniestro, aunque activo, mantiene el "perímetro asegurado", lo que "no quiere decir que no pueda haber reproducciones". Además, señaló que la situación "tiende hacia el control total", pero reconoció que pasarán "muchos días hasta que eso sea así".

Respecto a la proliferación de fuegos en Castilla y León, un centenar esta semana y "la inmensa mayoría provocados por vecinos que están entre nosotros", el consejero declaró que no tiene conocimiento de ninguna detención, de ahí que hiciera un llamamiento a la "colaboración". "Creo que todos podemos hacer un poco más para tratar de delatar a estos criminales", subrayó.

No se ha realizado una medición precisa de la superficie actual en La Cabrera, dado que los esfuerzos se centran en consolidar el perímetro y evitar reproducciones, pero por las imágenes de satélite se estima que la superficie afectada rondará las 10.000 hectáreas, si bien quedan algunas zonas dentro del perímetro exterior aún sin quemar.

Comentarios
Lo más