Principales consejos para los dos últimos días antes de la ‘Selectividad’

Principales consejos para los dos últimos días antes de la ‘Selectividad’
El descanso es igual de importante que estudiar por lo que la organización marca un punto de inflexión para afrontar estos días de exámenes. Estar seguro del formato del examen y la tranquilidad, esenciales
 

Este sábado se hacía referencia a varias aplicaciones que podían ser válidas para la preparación de la nueva Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad, pero de todos es sabido que el éxito de los exámenes depende de uno. Además de una buena base de estudio, existen una serie de factores que se deben tener en cuenta para mejorar las notas.

Uno de los más importantes, aunque quizás el más complicado de cumplir, es el de descansar antes. Y no se habla solo de dormir bien la noche anterior, algo esencial, sino de ir con la cabeza despejada, sin ese arreón final que puede llegar a ser perjudicial. Obviamente, lo mejor sería llevar el estudio al día y haber calendarizado los temas en los días previos. 

Además, Academia Play te da otros diez consejos como intercalar dibujos en los apuntes, desconectar el móvil para estudiar, subrayar las principales ideas, repetir varias veces la información, conectar las ideas, emplear metáforas, utilizar siglas, consultar apuntes antiguos, contar lo aprendido y repetir el proceso. 

Para estos dos últimos días, eso sí, para poder rentabilizar mejor el tiempo, es mejor organizarse las sesiones de estudio de manera que se deben realizar pausas de unos diez minutos cada dos horas ya que, de lo contrario, se podría no avanzar tanto como se cree. Además, escribir todo lo que se estudia ayuda retener en la cabeza lo que se está memorizando. 

Es importante reducir y concretar el contenido a estudiar. Resúmenes y esquemas ayudarán a recordar los datos más importantes. Esquematizar y resumir el contenido, de forma que se reduzca el número de folios hará que se retengan con más facilidad los datos clave más importantes. Un último repaso del contenido completo confirmará que eso ha sido así. Eso sí, nunca el mismo día del examen, eso solo ayudará a acrecentar los nervios. 

Obviamente, es primordial conocer el tipo de prueba a la que hay que enfrentarse por lo que es recomendable conocerse los modelos de los diferentes exámenes, más aún cuando la prueba es novedosa, como en la EBAU de este año. En el caso de que no hayan variado con otros años, consultar exámenes previos ayudará a estar preparado, independientemente de que las preguntas no vayan a ser las mismas. 

Cada persona, y también hay que tenerlo en cuenta, es un mundo diferente, por lo que conocerse para adaptarse al cuerpo y ritmo de cada uno es un hecho diferencial. Hay personas que estudian mejor por la mañana, otras por la noche… Quizás la biblioteca o mejor en la habitación… La rutina debe ser en función del ritmo de cada uno. Pero lo verdaderamente importante siempre es ir con tranquilidad a los días del examen porque si se ha trabajado, todo saldrá bien.  

Comentarios