Ganemos mantiene un nuevo encuentro abierto con la ciudadanía para hablar sobre el Plan de Gestión de la Ciudad Vieja

Ganemos mantiene un nuevo encuentro abierto con la ciudadanía para hablar sobre el Plan de Gestión de la Ciudad Vieja
Los implicados demandan un cauce de participación efectivo que cuente con la ciudadanía, pues ha primado la intervención institucional en la elaboración del mismo

Ganemos mantuvo este martes una nueva reunión abierta sobre el Plan de Gestión de la Ciudad Vieja. En el segundo encuentro de estas características con los interesados e interesadas, desde Ganemos pretenden no sólo explicar cuáles son las aportaciones al plan que se realizan desde su grupo municipal, sino también escuchar propuestas e ideas de la ciudadanía.

Tras el encuentro, las conclusiones han girado en torno a cuatro ejes. El primero de ellos demanda una mayor participación por parte de la ciudadanía y sus colectivos, pues han cobrado protagonismo, sobre todo, los organismos institucionales a la hora de elaborar el citado Plan de Gestión, sin contar con todos los implicados. Del mismo modo, se ha puesto de manifiesto que el documento marco adolece de un apartado donde se recojan las críticas hacia aquellas actuaciones que han destruido patrimonio en la ciudad.

Además de desarrollar propuestas acorde con las estrategias y los objetivos recogidos en el segundo tomo del Plan, Ganemos, en la próxima Comisión de Fomento y Patrimonio, propondrán extender el plazo de presentación de alegaciones y propuestas ciudadanas, de uno a tres o cuatro meses.

Desde la agrupación de electores pretenden que se aproveche este tiempo extra para llevar a cabo una campaña de comunicación en los distintos centros participativos y por toda la ciudad, para dar a conocer con mayor detalle y profundidad las características y objetivos del Plan.

Según Gabriel Risco, sería conveniente también desarrollar algunas jornadas, que cuenten con la participación de expertos de otras Ciudades Patrimonio y que expliquen los retos y problemas a los que posiblemente habrá que enfrentarse, como la gentrificación o el envejecimiento de los conjuntos históricos y su despoblación, además de las posibles soluciones. “Entendemos este plan, no sólo como una herramienta para realizar intervenciones necesarias en el ámbito de la arqueología, la arquitectura o la protección del patrimonio histórico, sino como una oportunidad de mirar más allá y actuar de manera integral en esta parte de la ciudad en otras muchas áreas”, aseguró Risco. Para la agrupación municipal ha llegado el momento de superar los tópicos y entender la ciudad vieja como un motor dinamizador y no como un museo pasivo.

 

Comentarios