Salamanca cuenta con grandes infraestructuras para luchar contra los incendios

Salamanca cuenta con grandes infraestructuras para luchar contra los incendios

Salamanca cuenta con una gran red de infraestructuras para luchas contra los incendios forestales. Pertenecientes a la Consejería de Medioambiente de la Junta de Castilla y León, todos los medios se estructuran a nivel autonómico en un primer nivel para luego dejar paso a una estructura provincial.

Así, el Centro Provincial de Mando de Salamanca está situado en la delegación provincial de la Junta, en la calle Príncipe Vergara, y es el encargado de organizar y coordinar, a nivel provincial, todos los medios materiales y humanos en la batalla contra las llamas. Este está dirigido y supervisado por el Centro Autonómico de Mando, que se encuentra en Valladolid, y que es el órgano que coordina los medios autonómicos y supra-provinciales.

Además, si fuese necesario, en una emergencia grave se podría crear el Puesto de Mando Avanzado, que dirigiría el operativo desde la propia zona del incendio.

Pero, para evitar que cualquier foco se pueda convertir en un gran incidente, Salamanca cuenta con 13 puestos y cámaras de vigilancia que garantizan la cobertura visual de las zonas susceptibles de incendios en la provincia. Este número puede parecer escaso teniendo en cuenta que Castilla y León cuenta con 200, aunque estas se distribuyen principalmente en Soria, Burgos, Segovia y Zamora.

Sin embargo, Salamanca sí posee un gran número de bases aéreas. 3 de las 24 de la comunidad se encuentran en la provincia charra (El Maíllo, El Bodón y Guadramiro). Estas bases son de helicópteros y aeródromos y cada una tiene un medio aéreo asignado. Por si no fuese suficiente, el territorio salmantino también cuenta con varias bases auxiliares perfectamente operativas para su uso en caso de incendio en zonas próximas.

Además, Salamanca tiene 221 puntos de agua, que son utilizados por todos los medios para abastecerse en las operaciones de extinción. De todos ellos, un total de 92 están destinados a helicópteros, siendo la cuarta provincia de la Comunidad con mayor acceso aéreo.

A todo ello hay que sumarle la gran red kilométrica de cortafuegos destinados a evitar que se propaguen los incendios. De los 19.000 kilómetros que hay en Castilla y León, una gran parte se encuentran en Salamanca.

Comentarios