Los transportistas salmantinos alertan de la proliferación de los robos a profesionales en la provincia

Los transportistas salmantinos alertan de la proliferación de los robos a profesionales en la provincia

Aestradis informa de la llegada de bandas organizadas especializadas en este tipo de delitos a Salamanca. El pasado fin de semana se sustrajo el remolque frigorífico de un camión en el Polígono de Castellanos de Moriscos

Aestradis, la Asociación de Empresarios Salmantinos de Transportes Discreccionales, integrada en la patronal salmantina Confaes, ha advertido del repunte del número de robos a profesionales del transporte de mercancías en la provincia como consecuencia de la llegada en los últimos meses de bandas organizadas especializadas en este tipo de delitos.

Durante el mes de octubre, un número creciente de asociados de Aestardis han informado a la organización de sustracciones tanto de cabezas tractoras como de remolques con mercancías con un alto valor de reventa en el mercado nacional y europeo. Los últimos casos conocidos por la Asociación han sucedido el pasado fin de semana en el Polígono Industrial de Castellanos de Moriscos con la sustracción de un camión y de un remolque frigorífico de gran tonelaje.

Este tipo de situaciones son un fenómeno común para los camioneros españoles. En 2016, uno de cada tres camioneros sufrió algún tipo de robo, traducidos según la patronal nacional del transporte CETM en unas pérdidas de más de 8.000 millones de euros cada año para las empresas del sector.

Por ello, Aestradis reclama la creación de zonas de aparcamiento seguras para los transportistas en varios puntos de la provincia siguiendo las directivas aprobadas por la Comisión Europea.

Y es que Salamanca se trata de un nudo estratégico para el transporte de mercancías por el elevado índice de paso y estacionamiento de camiones nacionales e internacionales. El desarrollo de las actuales áreas y la instalación de nuevas zonas podría asegurar la seguridad fundamental y el descanso reglamentario de los profesionales.

Comentarios