Uno de cada seis enfermos de psoriasis no está en tratamiento

Uno de cada seis enfermos de psoriasis no está en tratamiento

Acción Psoriasis, la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid han presentado hoy lunes 24 de octubre, los resultados de la Encuesta IMPAS, sobre el Impacto de la Psoriasis y sus comorbilidades en la Calidad de Vida, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Psoriasis. La calidad de vida se mide a través del cuestionario DLQI1 (índice de calidad de vida en dermatología) que es la escala más utilizada para medir la calidad de vida de los pacientes dermatológicos y, en este caso se ha realizado a un total de 1.209 personas afectadas, durante los meses de junio y julio de este año.  En el mundo, más de 125 millones de personas sufren psoriasis. En España, son más de un millón.  

La encuesta revela que en nuestro país la psoriasis afecta de forma grave o muy grave2 la calidad de vida del 22% de los pacientes que la padecen. Además, el estudio muestra que un 14% de ellos está sin tratamiento. Otro dato que refleja que, en España, aún hay muchas personas con psoriasis sin tratamiento es que, de los pacientes con una actividad modera-severa, un 17% está sin tratamiento, un 51% en tratamiento tópico y un 4% en Fototerapia.   

Desde Acción Psoriasis, su vicepresidenta, Montserrat Ginés, insta a las administraciones sanitarias a “realizar un estudio para saber por qué tantos pacientes con una importante afectación de la psoriasis en su día a día no sigue ningún tratamiento para afrontarla”. Ginés considera que hay que “buscar soluciones para mejorar la salud e  incrementar la calidad de vida de estas personas, ya que como demuestra el estudio se ve afectada de forma grave”.   

Otra de las principales conclusiones es el importante impacto de la psoriasis en el desarrollo de las comorbilidades que sufren los pacientes (se entiende por comorbilidades aquellas enfermedades cuya aparición se ve favorecida por la presencia de psoriasis). Prácticamente el 85% de los participantes en la encuesta tiene alguna enfermedad asociada y la mayor parte de ellas han aparecido después del diagnóstico de la psoriasis. Así pues, el 56% de las personas con diabetes, 67% de las que tienen enfermedad hepática, el 59% de los hipertensos y el 56% de los que presentan problemas cardiovasculares han desarrollado estas enfermedades  después de ser diagnosticados de psoriasis. Por otro lado, el 62% de los que presentan ansiedad y un 55% de los que sufren depresión, la tienen después de la aparición de la psoriasis. La artritis psoriásica aparece en un 55% de los casos después que la psoriasis y el sobrepeso en un 45% de los pacientes que ya han sido diagnosticados de psoriasis. 

El doctor Pedro Herranz, Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital La Paz de Madrid y miembro de la AEDV, asegura que “el enfoque actual de la psoriasis comprende no sólo los grandes avances recientes en el tratamiento farmacológico, sino la colaboración activa del paciente en el refuerzo de hábitos de vida saludables, y el manejo global de todas las vertientes y comorbilidades asociadas que se van conociendo.  El diagnóstico precoz de la psoriasis es vital para aliviar la enorme carga que la enfermedad descontrolada supone a nivel médico y psicosocial".  

Observando las comorbilidades más prevalentes, la encuesta muestra que un 19% de los pacientes tiene sobrepeso, cerca del 20% desarrolla artritis psoriásica y más del 16% presenta ansiedad (ver cuadro 4 del anexo). Además, un elevado número de personas asegura que, en el seguimiento de su psoriasis, no se le hace un acompañamiento de las comorbilidades asociadas. En el caso del sobrepeso, un 83% afirma que en el seguimiento de su psoriasis no se le hace un seguimiento de esta comorbilidad. En la ansiedad, un 76% dice que no se le realiza seguimiento y de los que padecen depresión un 71% tampoco.  

Según el doctor Santiago Muñoz, “es fundamental lograr el diagnóstico precoz de los pacientes con artritis psoriásica, ya que se ha demostrado que gracias a los tratamientos actuales se puede modificar el curso natural de la enfermedad”. Asimismo explica que hay que tener en cuenta los siguientes criterios de derivación para la consulta de Reumatología: dolor articular o axial mantenido no explicado, dolor de tipo inflamatorio, inflamación articular, dolor o inflamación de las inserciones tendinosas o dactilitis.  

En este sentido, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, señaló que los farmacéuticos están asumiendo un papel cada vez más activo en la atención a los enfermos crónicos. En el caso de la  psoriasis, los farmacéuticos se encuentran en una posición estratégica para mejorar la atención sanitaria contribuyendo al cumplimiento de sus tratamientos y cuidados, adaptando un asesoramiento personalizado al nivel de comprensión, información e inquietud de cada paciente, en el entorno de proximidad que constituyen las farmacias al ser los establecimientos sanitarios más accesibles para la población. 

La vicepresidenta de Acción Psoriasis, Montserrat Ginés, reclama una atención integral al paciente que tenga en cuenta todos los ámbitos de su enfermedad y que permita hacer incidencia en sus hábitos de vida. En esta línea, precisamente, la Organización Mundial de la Salud, en su informe sobre la psoriasis publicado, por primera vez, este año, insta a los gobiernos a ofrecer un tratamiento integral e individualizado y a impulsar estudios para aclarar la asociación entre la psoriasis y sus comorbilidades y el efecto beneficioso de los tratamientos sobre ésta y sobre las enfermedades asociadas.  

Comentarios
Lo más