Quizás la crisis económica haya sido la gran culpable del auge de movimientos populistas que, en más de una ocasión, ya han cuestionado la fortaleza o fragilidad del sistema democrático a nivel global como lo correctamente establecido. Ideales, tanto de derechas como de izquierdas, que en algunos casos rechazan la política tal y como se entiende en la actualidad e incluso las instituciones públicas arrastrando a una gran masa harta de su situación.

¿Pone el populismo en jaque a la democracia? SALAMANCA24HORAS ha salido a la calle para sondear la opinión de los salmantinos al respecto. División de opiniones, aunque la mayoría apuesta por la fortaleza de la democracia como sistema de autocontrol contra el populismo.

“Somos inteligentes y sabemos lo que hay. Los extremos son malos para todo”. “Es bueno que haya pluralidad y hasta ahora ha sido bueno que la democracia haya permitido que hayan surgido diferentes partidos”. “La democracia no está en peligro pero no creo que sea bueno tanto populismo”, indican algunas de las opiniones recogidas por este diario.

Comentarios