Las carreteras salmantinas se cobran una vida menos durante los meses de verano

Las carreteras salmantinas se cobran una vida menos durante los meses de verano
La Dirección General de Tráfico (DGT) ha realizado este lunes un balance de los accidentes mortales durante los meses de verano. En la provincia de Salamanca, este año se ha registrado un muerto menos en las carreteras charras, ocho, frente a los nueve del mismo periodo el año pasado. El accidente más grave tuvo lugar el 9 de agosto en Villoria, donde fallecieron tres miembros de una misma familia al caer el vehículo en el que viajaban a un canal de riego.

Se trata del accidente con más víctimas mortales en la provincia de Salamanca desde que el 23 de agosto de 2010 murieran cuatro personas en un choque en una colisión múltiple en la autovía A-62 a su paso por Doñinos de Salamanca. Con estas tres muertes son catorce ya este año en las carreteras salmantinas, siete en menos de un mes después de que el 28 de julio muriera una mujer en una salida de vía en la autovía A-66 a la altura del término municipal de Monterrubio de Armuña, el 24 de julio fuera un hombre de 79 años en una colisión frontal en Candelario, el 23 de julio muriera un hombre de 82 años en una salida de vía en Linares de Riofrío y el 20 de julio un motorista de 16 años falleciera al empotrarse contra un árbol en La Alberca. A ellos se podría añadir un hombre de 80 años que murió al caerse de una bicicleta junto a Espino de la Orbada.

 
El 13 de junio murió en Golpejas un hombre de 82 años en una salida de vía, el mismo municipio donde en mayo un hombre falleció al empotrar su vehículo contra una casa después de sufrir un desvanecimiento. Una semana antes murió un motorista tras una colisión con una furgoneta en la rotonda de los centros comerciales en Santa Marta de Tormes. En abril un joven de 22 años murió calcinado tras una salida de vía de madrugada en Herguijuela de la Sierra y el pasado 18 de marzo murió en Aldehuela de Yeltes el alcalde de Tamames en una salida de vía al intentar esquivar a una excavadora. A comienzos de febrero falleció un repartidor de leche en Cerralbo, muy cerca de donde el 25 de enero, en El Cubo de Don Sancho, también falleciera un repartidor, en aquella ocasión de prensa, un joven de 25 años.
Comentarios
Lo más