Saúl y diez más

Tras diez partidos de liga disputados, tan sólo un jugador del CF Salmantino ha jugado los 900 minutos. Se trata de Saúl Corredera, el lateral izquierdo que, desde el primero al último minuto, ha contado con la confianza de María Hernández y se ha convertido en una de las piezas fundamentales en la defensa blanquinegra.

A sus 23 años, Saúl compatibiliza sus estudios con su labor como futbolista en la primera plantilla y su función de segundo entrenador en el Cadete Provincial dirigido por Óscar (Mosta).

El lateral blanquinegro se formó en las categorías inferiores de la Unión Deportiva Salamanca, desde donde dio el salto al División de Honor del Valladolid. Tras dos años en el conjunto pucelano, Saúl recaló en el Numancia B en la Tercera División, desde donde volvió a tierras charras.

Ahora está disfrutando del inicio de temporada deseado por todo jugador, siendo el único futbolista del Salmantino que ha disputado todos los minutos por delante de Diego Ortiz, Juanan y Ruby que, bien por sanción, o bien por circunstancias del partido, se han perdido algunos minutos.

Tras este inicio de temporada Saúl afirma que “cualquier jugador quiere jugarlo todo” y se muestra muy satisfecho: “Estoy muy contento de haber empezado de esta forma y jugar todos los minutos posibles. Trabajo me ha costado” añade el lateral.

Preguntado por su secreto, señala que “no hay ningún secreto, se trata de trabajar, trabajar y seguir trabajando y, además, tener la confianza de María, que me está poniendo”.

Sobre el equipo, el jugador salmantino cree que “está bien”, aunque reconoce que “el último partido no salió como debería, pero en líneas generales estamos bastante bien. Hemos jugado con todos con los equipos de arriba y nos ha costado un poco, pero tarde o temprano van a empezar a llegar los buenos resultados”.

Por último, Saúl se apunta a la filosofía del “partido a partido” y prefiere no hablar de objetivos más allá de la permanencia: “Si vamos sumando, ya hablaremos de lo que podemos conseguir. Lo principal es ganar y luego, ya veremos”.

Comentarios