'Llevando sonrisas' al Campo de Refugiados de Katsikas en Grecia

'Llevando sonrisas' al Campo de Refugiados de Katsikas en Grecia

"Humana y Necesaria", así definen Álvaro Herrero y Silvia García su experiencia como voluntarios en el campo de refugiados de Katsikas, Grecia. "Detrás de los números hay personas", para Álvaro Herrero, su estancia en el campo ha sido algo humano, ya que según él, entras en contacto con personas que han vivido situaciones traumáticas y no viven con las condiciones mínimas, en su caso, el afirma que "hay que dejarse tocar por la realidad en la que vivimos". Por su parte, Silvia siempre había tenido en mente hacer un programa de voluntariado, ella explica que es algo necesario y añade que "vivimos en nuestra realidad distorsionada, aquello es la realidad del mundo".

¿Cómo organizaron el viaje?

Desde el primer momento, la intención de Álvaro y Silvia era aportar su granito de arena. Ellos buscaban un proyecto específico y a tiempo completo, su mayor preferencia eran los niños, ya que colaboran desde hace dos años en el Centro de Día de Apoyo al Menor de Caritas Burgos, aunque estaban dispuestos a ayudar en todo lo necesario, sin importar las tareas que les asignasen.

"Una experiencia que hay que vivir personalmente, hay actitudes que te cambian al conocer esas realidades"
El trabajo para organizar el viaje fue de lo más costoso. Teniendo en cuenta sus preferencias, contactaron con diversas ONG tanto españolas como extranjeras, al final, tras muchos intentos, conocieron el proyecto "Giving Smiles" de Pangea Solidaria , ONG Castellanoleonesa. Este proyecto continuará en ese campo de refugiados hasta octubre y todavía recibe donativos.

Ellos buscaron los vuelos, y la organización les proporcionó el alojamiento. Unas facilidades que otras organizaciones no presentaban, ya que según aseguraba Silvia, "muchas de ellas te pedían un año de estancia y saber árabe, es bueno que hagan selección pero no que pongan tantas trabas".

"Lo ideal es ir con un viaje organizado, así te implicas y sabes que el tiempo que estás allí lo vas a aprovechar al máximo", Álvaro explica que hay muchas cosas que hacer allí, y que la organización es una organizada con la mejor voluntad de las ONG, pero que estaría bien sacar un mejor partido.

Enamorados de Grecia y de la labor social

Los dos muestran su gran pasión por el país Griego, ya que tuvieron la oportunidad de conocer este con anterioridad, razón de peso por la que escogieron este destino para su voluntariado. Ambos destacan que a pesar de la situación económica que vive Grecia han estado dispuestos a acoger a estas personas que huyen de la guerra de sus países.

"Nosotros tenemos estas inquietudes, una experiencia de este tipo y más en pareja hace que compartas momentos muy intensos", añade Álvaro, cuyo objetivo era dar una respuesta a esta catastrófica situación. Silvia destaca que no cambia estos quince días por ningún destino del mundo.

Comentarios
Lo más