La población residente en Salamanca se reduce otras 3.700 personas en un año

La población residente en Salamanca se reduce otras 3.700 personas en un año

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves las cifras de población residente a 1 de enero de 2016, que viene a confirmar la continua sangría demográfica en la provincia de Salamanca. En concreto, otros tres mil setecientos habitantes menos durante el último año, para quedarse en 338.694 (el padrón de habitantes es de 335.810 salmantinos). Habría que remontarse a comienzos del siglo XX para encontrar una cifra de población similar.

En el conjunto de España, la población residente en España disminuyó en 11.142 personas durante 2015 y se situó en 46.438.442 habitantes a 1 de enero de 2016. El número de españoles aumentó en 24.313 personas y el de extranjeros se redujo en 35.456. En estos resultados influye el proceso de adquisición de nacionalidad española, que afectó a 114.207 residentes en 2015.

Dos mil seiscientos jóvenes menos, doscientos mayores de 65 años más

Las cifras de población residente muestran cómo envejece la población salmantina a marchas forzadas. Así, cada vez hay más personas de la tercera edad, incluso de la ya denominada ‘cuarta edad’, los octogenarios, casi ya tantos como niños, mientras que los jóvenes decrecen sin parar.

Actualmente hay 66.033 residentes entre 15 y 35 años, el periodo de edad que oficialmente se considera como juventud. Son dos mil seiscientos menos que hace un año, mientras que los mayores de 65 años se han incrementado en doscientos, hasta los 86.771 salmantinos. Dentro de este periodo de vejez, cada vez hay más mayores de ochenta años, 33.802 (setecientos más), cada vez más cerca de la cantidad de niños, los menores de quince años, 40.275 empadronados (medio millar menos).

Incluso hay más salmantinos que están a punto de jubilarse que jóvenes que acceden por primera vez al mercado laboral. Según los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística y el estudio de datos económicos y sociales de Caja España-Duero, arrojan una tasa de reemplazo del 99 por ciento, es decir, que hay más población en Salamanca de 55 a 64 años que de 20 a 29 años, algo que ocurre por primera vez en la historia. Esta tasa es quince puntos inferior a la media nacional después de descender más del diez por ciento en apenas dos años.

Difícil panorama el que se presenta a la provincia de Salamanca si se añade que posee una de las mayores tasas de dependencia de toda España, es decir, el número de menores de quince años y mayores de 65 respecto al resto de población. 

Comentarios