Un hombre se enfrenta a diez meses de prisión por un presunto maltrato animal

Un hombre se enfrenta a diez meses de prisión por un presunto maltrato animal

El Juzgado de lo Penal número Dos ha acogido en la mañana de este jueves una vista contra F.M.V.G. por un presunto maltrato animal. En concreto, se le acusa de haber perseguido, vociferado y apaleado durante más de dos kilómetros a un rebaño de cabras en la zona de El Sahúgo hasta causarle la muerte a dos de ellas. Además, el denunciante, que ya ha fallecido, también alegó en su momento que varias de las cabras habían aparecido atadas a postes y que habían desaparecido otras ocho. Por ello, el Ministerio Fiscal, que ha seguido con la acusación, le pide diez meses de prisión, así como dos años de inhabilitación para cualquier profesión, oficio o comercio que tenga que ver con animales. 

Los hechos, en concreto, se sitúan en la mañana del 14 de marzo de 2015 en el paraje 'El charco de la sombra', una finca de la zona de El Sahúgo. Según la declaración en Instrucción de la presunta víctima, un hombre al que había reconocido "sin ningún género de dudas" habría aparecido en la finca en la que vivía con su familia y había perseguido durante varios kilómetros a un rebaño de cabras de su propiedad. Sin embargo, el acusado, en la vista celebrada este jueves alegó que ese día se encontraba en su finca, denominada 'El coladero', cortando leña junto a sus hermanos, a lo que se dedican habitualmente. Esto mismo declararon posteriormente sus propios familiares. 

En su declaración aseguró que la acusación "no tiene lógica" e, incluso, acusó al denunciante y a su familia de un posible acoso a su persona ya que posteriormente se habrían producido otras dos denuncias por los mismos hechos. Opinó que estas acusaciones podrían llegar de que una finca de la propiedad del denunciante cercana al lugar de los hechos le fue embargada anteriormente y que posteriormente había arrendado su hermana. A pesar de ello, afirmó que no conocía la zona personalmente aunque sí sabía que se encuenta en una zona de riscos en la que "no se puede perseguir durante kilómetros a unas cabras porque saltan por donde quieren". 

A pesar de esto, el Ministerio Fiscal elevó sus conclusiones a definitivas y pidió la pena que inicialmente ya pedía ya que el propio denunciante, que vivía en la finca, pudo ver a los autores y afirmó sin lugar a dudas que uno de ellos se trataba de F.M.V.G. teniendo más dudas en la otra persona que participó en los hechos. 

Sin embargo, la defensa alegó que no existían pruebas suficientes para condenar al acusado. "La declaración de la víctima es incoherente e inverosímil", comentó debido a la imposibilidad de perseguir a las cabras durante tanto espacio en la zona. "Damos por hecho que es Superman. Es ficticio y materialmente imposible. Es fantasioso", dijo. 

Comentarios