Los intérpretes de lengua de signos en centros educativos reclaman mejoras laborales

Los intérpretes de lengua de signos en centros educativos reclaman mejoras laborales

El portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Fernando Pablos, ha mostrado su respaldo a las reivindicaciones del sector de intérpretes de lenguaje de signos que realizan sus servicios en centros educativos. Lo hizo acudiendo a la concentración convocada frente a la Consejería de Educación en la que se ha reclamado la mejora de las condiciones laborales y salariales del colectivo, así como garantizar que los intérpretes que trabajan con el alumnado sordo reúna condiciones mínimas para ofrecer “una educación de calidad”, sostuvo Pablos.

En este sentido, el portavoz socialista recordó que tienen registrada un Proposición No de Ley desde el 18 de mayo y que el Grupo Popular “no ha querido llevarla a debate aún”. En ella, se pide que la titulación necesaria para los intérpretes de lenguaje de signos en centros educativos sea de Técnico Superior, una jornada laboral completa de 35 horas semanales, una prestación académica del 1 de septiembre al 31 de junio y una garantía de no reducción de plantilla durante el curso.

Por otro lado, advirtió que la Orden ECD/1542/2015, de 21 de julio, ha establecido el currículo del ciclo formativo de grado superior correspondiente al título de Técnico Superior en Mediación Comunicativa, que se empezó a impartir este curso académico 2015/2016. Por tanto, “no existe en la actualidad ninguna persona titulada en Mediación Comunicativa”.

En estas circunstancias, también destacó que el BOCyL del pasado 8 de abril publicó la resolución de 30 de marzo de 2016, de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, por la que se anuncia "la licitación del contrato de servicio de asistencia mediante mediadores comunicativos con destino al alumnado con discapacidad auditiva usuario de lengua de signos española, en centros docentes públicos de la Comunidad de Castilla y León".

A pesar de que no existe en la actualidad ninguna persona titulada en Mediación Comunicativa, en la citada resolución se establece textualmente que el servicio a través de mediadores comunicativos se prestará "desde el 1 de septiembre de 2016 hasta el 31 de agosto de 2017. No obstante, el servicio se realizará durante los días considerados lectivos del curso escolar 2016/2017, según calendario escolar publicado oficialmente, o desde la fecha de formalización del contrato si ésta fuera posterior al inicio del curso escolar".

Este hecho, “es un absoluto sinsentido que debe ser corregido estableciendo que el técnico necesario para impartir este servicio sea nuevamente el de Técnico Superior en Interpretación de la Lengua de Signos, al mismo tiempo que tienen que mejorarse las condiciones de trabajo de las personas que actualmente desarrollan su actividad como Intérpretes de Lengua de Signos con destino al alumnado sordo en los centros docentes públicos de Castilla y León”, advirtió Pablos.

 

Comentarios
Lo más