Rechazada por "incongruente e insólita" la petición del PSOE de una comisión de investigación

Rechazada por "incongruente e insólita" la petición del PSOE de una comisión de investigación

El equipo de Gobierno del Partido Popular ha rechazado la petición del Grupo Socialista para que el Ayuntamiento cree una comisión de investigación sobre la financiación de la campaña electoral del PP en 1999, a raíz de una noticia publicada por 'El País' en la que se apunta a una presunta financiación ilegal. El PSOE solicitaba que se aclare todo lo publicado, con unos papeles con anotaciones de presuntos donativos irregulares de contratistas del Ayuntamiento. El PSOE considera que la afirmación del periódico acerca de que "el jefe de campaña de 1999 anotó donativos en b de contratistas del Ayuntamiento" merece "una aclaración contundente", pues posteriormente estas empresas se beneficiaron de contratos "pagados con dinero de todos los salmantinos". Añade Cabero que estas tres hojas con anotaciones manuscritas y membrete oficial del Partido Popular de Salamanca corresponden, según la información publicada, a las cuentas y la financiación del PP de Salamanca en la campaña de las elecciones municipales de hace quince años.

"La mayor parte de los nombres de las empresas que aparecen junto a las anotaciones vinculadas a la financiación de la campaña del PP son empresas o sociedades que han mantenido o mantienen contratos públicos con el Ayuntamiento de Salamanca", explica la moción socialista. Y añade que "existen anotaciones manuscritas en las que se pueden identificar de forma clara las palabras 'limpieza Dpu', interpretándose que se podría tratar de la empresa que realizaba en aquel momento la limpieza en la Diputación provincial, de la que era su presidente el actual alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Asimismo, el señor Mañueco era el secretario provincial del Partido Popular en 1999 y número dos de la lista del PP al Ayuntamiento de Salamanca en las elecciones de ese año, lista que encabezaba Julián Lanzarote, ex alcalde de Salamanca, y a día de hoy senador del Partido Popular".

El concejal de Fomento, Carlos García Carbayo, justificó el rechazo de la moción socialista por ser "incongruente e insólita". Y añadió que pedir comisiones de investigación "suele ser la salida más habitual de aquellos que se muestran incapaces de ofrecer soluciones a los ciudadanos", pues el PSOE "intenta atajar" en lugar de "la cercanía con los ciudadanos y el trabajo diario".

En primer lugar, una petición incongruente porque el secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, ya ha presentado una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción. "¿Entonces se ha precipitado o equivocado y le va a pedir que retire la denuncia? O están desautorizando a su jefe o su jefe no les ha tenido en cuenta, a las dos cosas a la vez. Pongan orden en su casa", dijo, y añadió: "Nosotros pensamos que la mejor comisión de investigación es la que puede llevar a cabo la Fiscalía".

Y en segundo lugar, una petición insólita porque la comisión de investigación se haría sobre los propios concejales del PSOE, pues contratos municipales se realizaron con los socialistas en el gobierno, como el de Eulen, o con su apoyo en la oposición. Y fue enumerando uno por uno los contratos realizados con empresas que aparecen en los papeles publicados por 'El País'. Empresas que también gestionan servicios municipales en otros ayuntamientos de la provincia, entrando en ellos con gobiernos socialistas. "No hay sombras en el Ayuntamiento de Salamanca, ni se han detectado irregularidades, como ha reconocido el propio Partido Socialista", añadió, para apostillar que Transparencia Internacional valora con la máxima puntuación la transparencia de los contratos municipales.

"El Partido Popular es un partido honrado con gente honrada", continuó Carbayo, para incidir en que "la única contabilidad del Partido Popular de Salamanca está, elección tras elección, auditada y controlada por el Tribunal de Cuentas. La financiación de las campañas electorales del Partido Popular de Salamanca ha respetado siempre de forma escrupulosa la normativa vigente en la materia”. Y concluyó: "El cariño y los votos de los ciudadanos, ni se compran ni se venden".

Comentarios
Lo más