Los sindicatos denuncian el desfase entre precios y salarios

Los sindicatos denuncian el desfase entre precios y salarios
CCOO lamenta que en octubre se consolidó el “fuerte repunte inflacionista” observado en agosto y septiembre, “consecuencia fundamentalmente de la subida del IVA”. El sindicato critica que mientras los salarios nominales se encuentran estancados o incluso disminuyen, “los precios nunca han llegado a moderarse y, ahora, vuelven a repuntar, fruto de una serie de decisiones del Gobierno”. 
 
La central sindical asegura que los salarios reales acumulan una fuerte caída desde 2010, tanto en la Comunidad como en el conjunto del Estado, y este “fuerte descenso del poder adquisitivo de los trabajadores, acompañado de enormes recortes del gasto y la inversión públicos y el miedo al creciente deterioro de las condiciones laborales, está llevando a un total hundimiento del consumo privado y, con ello, también de la inversión privada”. De esta forma, CCOO expone que la evolución “enormemente negativa” de la demanda interna no puede compensarse con el sector exterior, por lo cual “se agrava muy seriamente el deterioro de la actividad económica y la creación de empleo”, señala un comunicado.
 
Así, denuncia que la estrategia del Gobierno se ha revelado como “totalmente ineficaz” para ofrecer una salida de la crisis y, por el contrario, "está prolongando y profundizando la recesión y sus dañinos efectos sociales”. Agrega que está avanzando, “eso sí, hacia un cambio de modelo social, con un peso cada vez menor del sector público, un deterioro creciente de las condiciones laborales y un notable incremento de la desigualdad”. 

Por su parte, UGT de asegura que la subida del IPC en octubre vuelve a poner de manifiesto “la profunda recesión” económica actual, “con una destrucción continua de empleo, un aumento de precios de los productos básicos y una caída de los salarios”. Asimismo, fuentes del sindicato insistieron en que, “mientras que los trabajadores están soportando íntegramente el peso de los ajustes, los empresarios continúan aumentando sus beneficios”, y criticaron que “el Gobierno parece haber confundido el objetivo principal de la salida de la crisis, que debe ser el crecimiento económico y no el ajuste”.

 
Así, insistieron en que es “imprescindible” revocar esas políticas, “que dan la espalda a los ciudadanos y que están conduciendo a España al pozo de la recesión económica y una regresión social sin precedentes en democracia, que amenaza con socavar las bases de los pilares del Estado de Bienestar”. “La salida de la crisis debe ser solidaria y social, o no la habrá, hay que rescatar a la ciudadanía y no a las élites financieras”, recalcaron las mismas fuentes, que incidieron en por ello se ha convocado mañana una huelga general en todo el país. 
 
Además, lamentaron que Castilla y León se mantiene como “una de las comunidades más inflacionistas”, con una subida de los precios por cuarto mes consecutivo, lo que creen que pone de manifiesto “la peligrosa dinámica en la que está inmersa la economía de profunda recesión y destrucción continua de empleo, aumento de precios de productos básicos y de primera necesidad, y caída de los niveles salariales”.
Comentarios
Lo más