IU denuncia “la farsa de debate para imponer la contrarreforma educativa”

IU denuncia “la farsa de debate para imponer la contrarreforma educativa”
El anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobado en el Consejo de Ministros, “se ha gestado al margen y en contra de la comunidad educativa, que se viene movilizando intensamente contra los brutales recortes y ataques a la educación pública por parte del Ministerio”, asegura Izquierda Unida en un comunicado.
 
A su juicio, la nueva reforma educativa “es toda una contrarreforma ideológica que no se fundamenta pedagógicamente en las escasas páginas que la conforman, ni aporta el más mínimo diagnóstico riguroso de la situación actual que justifique los cambios propuestos. Los motivos que exhibe sólo se apoyan en prejuicios o ideas preconcebidas sin base en investigación alguna que las respalde”. A lo que añade datos sin fecha, referencias incompletas y muchas veces equivocadas, cuadros que no indican su fuente…, “las 27 páginas del texto suponen una vuelta al modelo educativo tardofranquista, elitista y segregador, que dará al traste con los principales avances en la educación pública que se habían conquistado en las últimas décadas, condenando a varias generaciones al fracaso escolar y social”.
 
Por eso, “en su afán de hurtar del debate público algo que concierne a toda la ciudadanía, como es el presente y futuro de la educación en nuestro país, que requiere además contar con las voces y aportaciones de personas expertas y de la propia comunidad educativa, el Ministerio sustituyó en su web el texto completo del anteproyecto de ley por una mera presentación de diapositivas”. Por lo que, continúa IU, “de esta forma no sólo trivializó las propuestas del anteproyecto, sino que suprimió de facto la posibilidad de iniciar siquiera un debate riguroso. Lo que el Ministerio entiende por “debate” se ha limitado a facilitar una dirección de correo electrónico a la que enviar sugerencias o críticas, sin confrontarlas ni debatirlas en foros abiertos y plurales. Y ha sido el propio Ministerio quien ha decidido cuáles son consideradas y cuáles no, sin hacer públicas siquiera las que ha recibido”.
 
Izquierda Unida denuncia lo que considera una farsa y exige que se abra un amplio debate social, con participación de toda la comunidad educativa, sobre la situación de la educación pública en nuestro país, que está siendo sometida a los mayores recortes presupuestarios de todos los tiempos, a la par que se incrementan cuantitativa y cualitativamente las necesidades de nuestros centros a la hora de atender la diversidad del alumnado en las diferentes etapas escolares.
 
Comentarios