Izquierda Unida denuncia que la nueva reforma fiscal es “tramposa”

Izquierda Unida denuncia que la nueva reforma fiscal es “tramposa”
La pasada semana el Gobierno aprobó una reforma fiscal, cuyas medidas han sido valoradas este lunes por Domingo Benito, coordinador provincial de Izquierda Unida en Salamanca. Una decisión que considera “tramposa” y que será “un regalo para ricos”, ya que “las rentas bajas no se van a ver afectadas”. Sin ir más lejos, Domingo Benito aseguraba que en el caso de los que ganan menos de 12.400 euros la rebaja impositiva será de un punto porcentual, mientras que aquellos que cobran más de 60.000 euros tendrán una rebaja de dos puntos.

Para el delegado provincial de Izquierda Unida “el Gobierno dice una cosa y hace la contraria en función de si hay elecciones a la vista”, y apelaba a “la memoria” al tener en cuenta el “estricto cumplimiento de las reformas estos últimos años”. Con esta reforma fiscal según Domingo Benito “se favorecen los tipos impositivos de las rentas altas y perjudican a la gente normal, que son quienes sostienen al Estado”. Además, al reducirse los impuestos “dejará de entrar dinero” en las arcas estatales, cifra que cuantifican en torno a los 9.000 millones de euros, algo que aseguran que “traerá consigo recortes con toda seguridad”.

Otro de los puntos de esta reforma fiscal que han sido criticados por Izquierda Unida es que “sigue sin hacer frente a quienes defraudan”, favoreciéndose desde el Gobierno a la “tributación de sociedades y grandes empresas”, mientras que “la recaudación real española en el tipo impositivo está por debajo de la media europea”, debido en parte a que “hay gente que se escapa”. Además, otra de las medidas anunciadas es que se podrán decir los nombres “de quienes tienen una deuda con Hacienda”, algo que esperan que también se haga “con las sociedades y quienes defraudan al fisco”, ya que en unos casos “hay que conseguir que pagues, como es lógico, y en otros se crean amnistías fiscales”.

Domingo Benito anunciaba que desde Izquierda Unida “presentaremos una alternativa” a la reforma fiscal ideada por el Gobierno. Además, concluía asegurando que “habrá que leer la letra pequeña” en unas medidas que considera “injustas, y que siguen sin hacer frente a quienes defraudan”.

Comentarios