El ministro de Defensa pide un "esfuerzo importante" para superar la dura realidad

El ministro de Defensa pide un "esfuerzo importante" para superar la dura realidad
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, presidió en la Plaza Mayor de Salamanca, junto al presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el alcalde de la capital del Tormes, Alfonso Fernández Mañueco, la parada militar conmemorativa del Día de la Provincia en la que se rindió homenaje a los españoles y a las Fuerzas Armadas que defendieron España durante la Guerra de la Independencia. 

Morenés afirmó en su discurso que las Fuerzas Armadas son depositarias de unos "valores forjados con la sangre de los que os precedieron", y destacó que "hoy afrontamos otros retos, especialmente una transformación que pedirá un esfuerzo importante de todos", a lo que añadió que "seremos capaces de superar la dura realidad". El máximo responsable de Defensa felicitó a todos los salmantinos por el Día de la Provincia y agradeció a la Diputación de Salamanca la celebración de los actos, ya que, según aseguró la batalla de Los Arapiles "es un hecho clave y un momento esencial de nuestra historia moderna".

Además, el ministro de Defensa destacó la labor de las Fuerzas Armadas que también "afrontan una situación dificil por la crisis" y alabó el enclave elegido para el acto militar, la Plaza Mayor, y recordó la cita de Miguel de Unamuno, "irregular, pero asombrosamente armónica". Morenés presidió la parada, pasó revista y recibió una placa de manos del presidente de la Diputación.

Desfile militar

Con puntualidad militar comenzaban los actos en la Plaza Mayor. Multitud de vecinos esperaban para ver el desfile en la Plaza Mayor de más de 600 efectivos, que previamente llegaron andando desde el Cuartel General Arroquia. Tras el izado de las banderas de Francia, Portugal, Reino Unido y España tomó la palabra el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, quien aprovechó para destacar que el acto servía como colofón a los celebrados en toda la provincia con motivo del bicentenario de la Guerra de la Independencia.

iglesias recordó el papel fundamental que Arapiles, Tamames, Fuentes de Oñoro, Alba, Espeja, Fuenteguinaldo, El Bodón y Ciudad Rodrigo jugaron en la contienda. En este sentido destacó el sentimiento de pertenencia a la nación que despertaron los acontecimientos y le sirvió para apelar a la unidad y a dirigirse a los alcaldes de la provincia diciéndoles que "vivimos momentos difíciles, pero debemos tener claro que es tiempo de trabajo y de esfuerzo, nunda de desmoralización ni desesperanza".

El presidente de la Diputación destacó el altruismo con el que trabajan los alcaldes "teniendo como única contraprestación, y sólo en ocasiones, la gratitud de vuestros vecinos".

Aplausos para el alcalde 

 

Pero el que más aplausos recabó fue el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que tuvo incluso que interrumpir su discurso cuando afirmó que habrá plazas "más grandes o más antiguas, como la de Valladolid, pero sin duda es la más bonita de España" en referencia a la Plaza Mayor de Salamanca. No quiso olvidarse de los alcaldes en el Día de la Provincia "que dais sentido a todos y cada uno de los municipios de Salamanca", y agradeció la presencia del ministro de Defensa.

Fernández Mañueco animó a tomar ejemplo del valor de las Fuerzas Armadas para "atender cada día las necesidades domésticas de nuestros paisanos" y pidió que el reconocimiento que se le hace con el acto "a nuestros antepasados se haga extensivo a los alcaldes y concejales". Por último Mañueco utilizó el simil de la unidad de la Plaza Mayor para hablar de la necesidad de una "España sólida y armónica, y solo lo podemos conseguir desde la unidad, como esta Plaza Mayor".

Comentarios
Lo más