CCOO rechaza la propuesta de la patronal para "generalizar la precariedad en el empleo”

CCOO rechaza la propuesta de la patronal para "generalizar la precariedad en el empleo”
La Unión Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) de Salamanca manifiesta su más rotunda repulsa a la propuesta de la CEOE de que los empresarios puedan convertir unilateralmente contratos a tiempo completo en contratos a tiempo parcial, pues "representa una apuesta por generalizar la precariedad en el empleo y por la reducción salarial, al tiempo que un paso más para imponer la figura todopoderosa del empresario en las relaciones laborales que la última reforma laboral ha propiciado".
 
El sindicato considera que la patronal "se apunta al carro de deteriorar aún más los contratos de trabajo, quedándose con una parte de la absurda propuesta del FMI y de sus ridículos ideólogos”. Así, con su propuesta de rebajar un 10% los salarios, apoyada por el vicepresidente económico de la Comisión Europea, y ahora la CEOE proponiendo que los empresarios puedan convertir contratos a tiempo completo en contratos a tiempo parcial, "han colocado una diana sobre el empleo, los salarios y los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras de nuestra país".
 
CCOO recuerda que como consecuencia de la reforma laboral se está produciendo una pérdida anual de contratación indefinida alarmante, es un dato que corresponde mes a mes con los publicados desde el Ministerio de Trabajo y que el ECyL refrenda sistemáticamente, y que corre en paralelo al notable aumento de los contratos temporales (el 96% de los nuevos contratos son temporales), de los que el 37% son de jornada a tiempo parcial.
 
En este sentido, la propuesta de CEOE "es una apuesta decidida por extender la precariedad a toda la población asalariada, ya que a los nuevos contratos a tiempo parcial se sumarian los contratos a tiempo completo ya existentes que el empresario convierta en a tiempo parcial". Para CCOO, la precarización iría acompañada de un empobrecimiento aún mayor de los trabajadores y trabajadoras afectadas, ya que la conversión de un contrato a tiempo completo en uno a tiempo parcial se traduciría en una devaluación de las condiciones de trabajo y de los salarios inmediata, así como de las prestaciones sociales que pudieran corresponderles y sin duda alguna, nos podríamos encontrar con que el resto de la jornada reducida se completaría con horas extraordinarias, que correrían el grave riesgo, además, de no ser abonadas, como ya está pasando en la mayoría de los casos.
 
Comentarios