El Guijuelo merece más ante el Burgos

El Guijuelo merece más ante el Burgos

Un punto más para el Guijuelo en su inicio de campaña. Los chacineros empataron a uno en casa ante el Burgos en un duelo en el que merecieron más. Un autogol de José María Pérez al inicio de la segunda mitad igualó el gol inicial de su compañero Adrián Hernández. Los burgaleses acabaron con nueve por la roja a Armiche y la lesión de Ramiro Mayor.

Mateo García colocó en el centro de la zaga a Álvaro Pérez y Héctor Martínez, a Juliá con Maiki y Luque en el centro y arriba a un Manu Dimas que sabe pelear como un guerrillero solitario si así lo necesita su equipo.

Pero, a los cinco minutos, un balón sin aparente peligro tocó en un jugador del Burgos y dejó a Adrián Hernández solo ante Kike Royo. El delantero visitante no perdonó y puso por delante al Burgos.

Los chacineros reaccionaron con un balón largo hacia Dimas que peleó el canario con valentía y acabó en las manos de Aurreko. Después, Gordillo bailó a la defensa visitante y el disparo de Dimas tropezó en una poblada defensa burgalesa, con cinco componentes. Y el propio Dimas tuvo el empate de nuevo en sus botas con una chilena.

Kike Royo también tuvo que emplearse a fondo para evitar el segundo tanto visitante e intervino a disparo de Fito Miranda y Armiche. Con la ventaja mínima para los visitantes se llegó al descanso.

Nada más iniciarse la segunda mitad, Maiki estrelló el cuero en el larguero, botó en la línea y, en el rechace, José María Pérez lo introduce de forma inexplicable en el fondo de su propia portería.

El gol espoleó al Guijuelo. Un centro desde la izquierda lo remató de cabeza fuera Dimas. Poco después, se adelantó en el primer palo para poner la pelota en la escuadra pero se encontró con la mano de Aurreko para evitar el 2-1. También Jonxa probó fortuna pero el cancerbero se mostraba inexpugnable.

Mateo García movió ficha y metió en el campo a Granell, que se lesionó diez minutos después. Pino fue el sustituto y el Guijuelo tuvo dos jugadores de área en el tramo final. Además, el Burgos se quedó con diez tras la roja directa de Armiche por una agresión a Raúl Ruiz.

El Guijuelo afrontó los últimos diez minutos con uno más. Pero el Burgos hizo todo lo posible para que se parase el partido. Un choque entre Ramiro y Juliá acabó con sangre en la nariz del ex chacinero y el Burgos con nueve porque había hecho los tres cambios.

En el descuento, Dani Gómez evitó en línea de gol el tanto de la victoria chacinero tras un disparo de Jonxa Vidal. Fue la última de un Guijuelo que mereció dos puntos más.

Comentarios
Lo más