El Ayuntamiento respalda la reforma electoral sobre la elección de los alcaldes

El Ayuntamiento respalda la reforma electoral sobre la elección de los alcaldes
El Ayuntamiento de Salamanca ha acogido este jueves una sesión del pleno de la Corporación municipal en la que, tras aprobar dos asuntos rutinarios como una modificación urbanística y el reglamento del transporte en autobús, el Grupo Socialista presentó dos mociones. La primera instando a la aprobación de una ley de participación de las entidades locales en los ingresos propios de Castilla y León. Sobre todo a raíz de las nuevas áreas funcionales estables, donde la capital asumirá un mayor peso de competencias respecto a los municipios del alfoz, lo que conllevará un esfuerzo económico.

Pero esta moción fue rechazada por la mayoría del Grupo Popular al considerarla "extemporánea e innecesaria". Y es que, como explicó el portavoz del PP, Fernando Rodríguez, ya hay un mandato a la Junta en una ley anterior para que se desarrolle en 2015 lo que ahora propone el PSOE. Algo que refrendó el pasado 21 de agosto el Consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León. "Lo que pretende la moción socialista ya está conseguido y se va a hacer", concluyó.

La segunda moción socialista solicitaba al pleno del Ayuntamiento instar al Gobierno a que desista del proyecto de modificación de la ley electoral, por el cual será alcalde el más votado aunque no obtenga mayoría absoluta y los demás partidos con representación en un ayuntamiento puedan pactar. El portavoz del PSOE, Enrique Cabero, afirmó que esta reforma "sería la primera vez que en la actual democracia española se lleva a cabo a pocos meses de las elecciones", lo que argumentó como un intento del PP por "mantener a toda costa alcaldías que, según parece, podrían perder con el actual sistema".

El Grupo Popular rechazó esta moción y presentó una propia respaldando la reforma electoral, pues "no es un conejo de la chistera que se ha sacado el Partido Popular" al estar contemplada en la Constitución la elección directa de alcaldes. Y recordó que incluso el PSOE planteó esta reforma en 1998 y en 2004 se incluía en su programa electoral. "Esta reforma plantea una mayor estabilidad de los ayuntamientos, respetando la decisión de los vecinos, no de pactos políticos en los despachos", afirmó Fernando Rodríguez. Y recordó que la propuesta del PP no es cerrada, sino que está abierta al diálogo. "Ustedes ya han asumido que perderán las elecciones, por eso quieren mantener el actual sistema para ganar después en los despachos con partidos perderos lo que no logren en las urnas".

Comentarios
Lo más