“Dentro de unos años, la inmensa mayoría de las empresas tendrá profesionales que les organicen los actos”

“Dentro de unos años, la inmensa mayoría de las empresas tendrá profesionales que les organicen los actos”
- ¿Qué ofrece esta quinta edición del curso de Protocolo de la Universidad de Salamanca?
- Este curso continúa el proyecto iniciado con los anteriores, que nacen a consecuencia de que hace unos años en Salamanca no había nada que estudiara en profundidad el protocolo y todo lo que éste concentra como imagen y comunicación corporativa. La quinta edición se celebrará entre el 26 de abril y el 7 de junio y esperamos que tenga el mismo éxito que las anteriores.
 
- ¿Cuál es su objetivo?
- Establecer un curso básico de normas de comunicación, protocolarias, tanto  de lo que es el protocolo oficial como la organización de eventos. Permite aprender las normas básicas: cómo montar unas presidencias, una mesa de negociación, organización de actos… Luego, para profundizar en este conocimiento y formación, la propia USAL tiene, desde este curso, un máster en Protocolo.
 
- ¿Hasta cuándo puede realizarse la matrícula?
- Hasta el día 24 de abril. Puede formalizarse a través de internet, en la web de Cursos Extraordinarios de la Universidad.
 
- ¿Cuál es el plantel de profesores?
- Contamos con seis profesores, todos ellos especialistas en su campo de actuación. Además de mí, que imparto los módulos de protocolo oficial, tenemos al responsable de Protocolo de la Universidad de Salamanca, Jerónimo Hernández; Javier Aguado, responsable de protocolo de la ONCE; Mar Castro, experta en protocolo social; Olga Casal, directora del prosgrado de protocolo de la Universidad de la Coruña; Fernando Ramos, doctor de la Universidad de Vigo, que analizará la relación con los medios de comunicación o  Juan de Dios Orozco, experto en el protocolo empresarial.
 
- ¿A quién va dirigido?
- Está dirigido a todo el mundo, lo puede cursar cualquier persona interesada en la materia, esté estudiando la carrera que sea, esté trabajando o no, cualquier persona. Desde un estudiante a un licenciado, un profesional del protocolo y la comunicación, una ama de casa… Cualquier persona mínimamente interesada en conocer qué es esto del protocolo. El máster, por su parte, ya está orientado a personas con una titulación universitaria.
 
- ¿Qué tal está resultando esta primera edición del máster?
- Tenemos 14 alumnos, por encima de la media de los másteres de la USAL este año. Estamos muy satisfechos por la fantástica relación entre profesores y alumnos; el grado de satisfacción de los estudiantes con el máster y por el clima de amistad y colaboración generado entre los propios alumnos. 
 
- ¿Y qué es esto del protocolo? ¿Qué vigencia tiene en este siglo XXI algo que, en principio, puede sonar a antiguo…?
- El protocolo ha pasado de ser una materia estrictamente oficialista, que sólo se utilizaba para casas reales, presidentes de Gobierno y poco más, a ser una materia de pura comunicación, de pura imagen, organización de actos… Todo acto requiere una normativa, un protocolo: dónde se sientan las autoridades (y me refiero las empresas, no representantes públicos), cómo las sentamos, qué criterios o preferencias tenemos que establecer… El protocolo del siglo XVI no tiene nada que ver con el del XXI. 
 
- Y tiene una importancia cada vez mayor unida, en gran medida, al auge de la comunicación corporativa…
- Hay un dicho: aun cuando la empresa no comunique, comunica que no comunica. La empresa siempre comunica, de forma positiva o negativa, pero siempre lo hace. Cada uno con su estilo, pero el protocolo tiene que estar ahí siempre, apoyando el mensaje que se quiere comunicar. Hace 20 o  30 años, esto era impensable, pero, por ejemplo, ya existe toda una titulación universitaria, un grado, sobre Protocolo.
 
- ¿Qué salidas laborales ofrece a los estudiantes?
- Tiene muchas salidas profesionales, sobre todo en el ámbito empresarial, cada vez más que en el oficial. Yo soy de la primera promoción de Periodismo, terminé en el 75, y recuerdo cómo entonces ninguna empresa se planteaba tener un gabinete de comunicación, y fíjate hoy en día… Visto ahora con esa perspectiva, con el protocolo va a pasar lo mismo. Hoy en día muchas empresas no quieren un protocolista. Dentro de unos años, la inmensa mayoría de las empresas tengan en sus plantillas gente que les organice los actos.
 
- En este proceso de profesionalización del protocolo en las empresas, ¿qué tal se está haciendo hasta ahora en España?
- En términos generales, mal, pero porque hace falta una formación específica. No se puede encargar a una persona que no tiene formación la organización protocolaria de un acto. Muchas veces ni siquiera se encarga el protocolo a los gabinetes de comunicación, sino a las secretarias, y esa no es su tarea ni su misión. Aunque hay que reconocer que se va avanzando poco a poco. Y las grandes empresas, todas, tienen ya sus responsables de protocolo con gente formada. La inmensa mayoría de las empresas del Ibex 35 tienen su gabinete de protocolo. Ahora hace falta bajar al segundo peldaño de las empresas.
Comentarios
Lo más