Un colectivo con un alto riesgo de exclusión social

Un colectivo con un alto riesgo de exclusión social

Uno de los principales problemas del colectivo transexual es el alto riesgo de exclusión social, de hecho las cifras de paro se encuentran entre el 80 y el 90 por ciento, según los datos de Iguales. Por ello, cuando una persona se tiene que costear una operación de su propio bolsillo afirman que se le condena a una exclusión total.

Otro de los datos relevantes es que el 40% de las personas transexuales se ha intentado suicidar alguna vez. Por ello, si se trata a la persona adecuadamente el ámbito sanitario, el problema desaparece, la persona se integra en la sociedad y puede acceder por tanto al mercado laboral. “Por eso la importancia de garantizar ese derecho a la salud. No es una operación de cirugía estética, es el derecho a ser ciudadano”, afirma el presidente de la Federación LGTB de Castilla y León, Ignacio Paredero.

Las previsiones son que a partir del mes de enero comience a aplicarse el protocolo de actuación de la Junta de Castilla y León, “aunque cruzaremos los dedos porque nos da miedo que las presiones políticas cambien las cosas”. Aunque aseguran que afortunadamente ya no es un tema partidista, es un tema técnico.

Cada vez se avanza más en la creencia de que la transexualidad es una enfermedad, y de hecho el Parlamento Europeo ya lo estableció en 2011, que no puede ser considerada como tal. Paredero aclara que “es una característica física individual en la que tu cuerpo no coincide con tu sexo mental que requiere de atención sanitaria. Con dicha atención sanitaria el problema de integración social y de rechazo de tu propio cuerpo desaparece”.

Comentarios
Lo más