"La supuesta recuperación no llega a las familias"

"La supuesta recuperación no llega a las familias"

La Unión General de Trabajadores (UGT) considera que los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) del pasado mes de diciembre, cerrando un año por primera vez en cifras negativas, reflejan que la deflación se ha instalado en nuestra economía, "lo que ensombrece la supuesta recuperación de la economía española y más aún de las familias". La falta de crédito, el continuo deterioro de los salarios y pensiones y la alta precariedad del empleo que se crea hace que el consumo interno no remonte, argumenta el sindicato. Y añade que desde 2009 los hogares han perdido más del 10% de su renta y la renta por persona descendió un 7%. Por ello, UGT defenderá que la mejora salarial esté en el centro del nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva. El sindicato considera que para crecer más y de forma más equilibrada es necesario más y mejor empleo y potenciar un cambio de nuestro modelo de crecimiento.

A juicio del sindicato, "la salida de la crisis pasa por una reactivación del consumo de las familias, que solo será posible si además de un crecimiento real de los salarios de los trabajadores se produce un verdadero aumento del empleo, pero del empleo de calidad. En este sentido, desde UGT venimos advirtiendo del peligro de la precarización del empleo, no solo y sobre todo para los trabajadores, sino también para la economía en su conjunto. El inicio de la supuesta recuperación económica en España ha venido marcado por un tímido aumento en el empleo sin embargo, y a pesar de las afirmaciones del Gobierno, las estadísticas ponen de manifiesto que se trata de un empleo más precario, de peor calidad, con más temporalidad, mayor temporalidad involuntaria y salarios más bajos".

Por su parte, Comisiones Obreras (CCOO) considera que "para apuntalar la recuperación el Gobierno debe apostar por un ambicioso plan de inversiones para España y a nivel europeo, en la línea del que viene defendiendo la Confederación Europea de Sindicatos". Junto a la creación de empleo y la mejora de salarios ve imprescindible adoptar nuevas medidas que refuercen la protección social, especialmente de aquellos sectores de la población que carecen de recursos económicos. "La ayuda económica a los desempleados sin ingresos y con cargas familiares es un primer paso. Es necesario apostar por una renta mínima garantizada como derecho para combatir los problemas de pobreza creciente y exclusión social. Una ambiciosa reforma fiscal, diferente a la diseñada por el Gobierno, debe dotar de recursos suficientes para estas políticas, gravando en mayor medida y con carácter progresivo las rentas del capital e introduciendo mejoras que alcancen a la mayoría de la población, como el IVA social defendido desde CCOO que rebaje el IVA de los bienes y servicios esenciales", argumenta.

Pero, "vistas las limitaciones del sector exterior español para asumir en exclusiva la salida de la crisis y la creación de empleo, de nuevo se evidencia que la salida de la crisis y de la recesión solo será duradera y viable si se asienta en una mejora sostenible de la demanda interna –consumo e inversión- que necesariamente debe basarse en una mejora del poder adquisitivo de las rentas laborales ahora que la mejora de la productividad abre amplios márgenes para ello. Debe producirse una mejora del poder adquisitivo de los salarios en la negociación colectiva, del salario de los empleados públicos y de las pensiones públicas".

Comentarios
Lo más