El cauce de los ríos de la Cuenca del Duero vuelve a la normalidad

El cauce de los ríos de la Cuenca del Duero vuelve a la normalidad

En el día de hoy, ante la disminución de las precipitaciones y el descenso de la cota de nieve, se constata la recuperación de la normalidad en la práctica totalidad de las cabeceras de los ríos, especialmente en los más afectados como Arlanza y Duero. Los niveles actuales del tramo situado aguas abajo del embalse de La Cuerda del Pozo se irán reduciendo paulatinamente, a medida que se alcance el volumen de resguardo de la presa, con objeto de volver a la normalidad lo antes posible.

Según se puede observar en el resumen que se adjunta, las estaciones de medición que, actualmente, se encuentran en situación de alerta son 13 y en situación de alarma 10. Destacan las estaciones en alerta o alarma del río Duero, al reflejar el traslado de la onda de la avenida al tramo medio y bajo de este río, en las provincias de Burgos y Valladolid.

Otros ríos que mantienen niveles elevados son el Arlanza en su tramo bajo de las provincias de Burgos y Palencia, el Órbigo también en su tramo bajo y sus afluentes Omaña y Tuerto en León y Zamora; el Pisuerga, tras la afluencia del Arlanza, el Támega en Orense y el Ucero en Soria.

La previsión es que las ondas de las avenidas continúen desplazándose en los casos de los ríos Pisuerga y Duero en sus tramos medios y bajos en los próximos dos-tres días. En el Pisuerga se están alcanzando niveles de alerta en Cabezón y la punta comienza a llegar a Valladolid, donde se mantendrán caudales elevados durante el día de hoy y mañana, con valores que rondaran el nivel de alerta, aunque probablemente no se superen. La punta de la crecida del río Duero se encuentra actualmente en la provincia de Soria y se irá desplazando a las provincias de Burgos, Valladolid y Zamora, con caudales que también pueden alcanzar niveles de alerta o alarma.

Comentarios
Lo más