Navega prebenjamín C

Navega prebenjamín C
El conjunto afronta su primera temporada en el fútbol, en la que esperan aprender todo lo posible

Con la ilusión de lo que son, niños, ha comenzado el prebenjamín C del Navega a disfrutar del fútbol. Los nueve jugadores que conforman la plantilla, junto a su entrenador, se han planteado una temporada de reconocimiento y aprendizaje en el que la posición en la clasificación no importa nada. Solo lo hace el que se vayan habituando a lo más básico del fútbol, incluidos los valores que puede aportar.

De hecho estos son los objetivos, aprender todo lo que se pueda. Según comenta Chuchi, el técnico, desde entender lo que es un equipo propiamente dicho a lo más básico con balón como los controles, pases, disparos y la coordinación y la toma de decisiones. En ello están, además, pasando por todas las posiciones que puedan, algo que aconsejan todos los libros de teoría y práctica futbolística.

De todo ello, mucho ya han conseguido, en cierta medida gracias a las propias ganas de los jóvenes futbolistas. Se nota en cada entrenamiento y partido que disfrutan y esto es lo que más puede llenarles. Además, a través de la diversión todo aprendizaje siempre es más rápido y las ganas de más no cesan.

Pero que el balón sea el canal no significa que no haya más allá de las líneas del terreno de juego. Entender lo que es un equipo, como ya se comentó anteriormente, es algo esencial para un futbolista y cuanto antes lo haga, mejor podrá ser en todos los aspectos. Esto incluye otra serie de valores más concretos y válidos para la vida diaria. Entre estos se encuentran el compañerismo y el respeto con todos los que le rodean, no solo con los más cercanos.

Estos valores, aprendidos a través de un hobby que, además, te mantiene ocupado y activo, son la mejor parte del fútbol. Que los más pequeños, ya que todos los chicos son prebenjamines de primer año, lo vayan introduciendo en sus vidas, esencial. Y es que a estas edades igual que se aprende de manera muy rápida los conceptos futbolísticos, no lo hacen menos con todo lo demás.

Por esto es tan importante el deporte en la vida de estos niños de seis años, ya que todo lo que disfrutan, perdurará en su futuro. Eso sí, lo que deben entender es que un club de fútbol es algo más que la plaza en la que juegan. Allí llegan para aprender y educarse en la medida de lo posible. El prebenjamín C del Navega es un claro ejemplo que, en el año que viene, intentará seguir en la misma línea que en esta temporada.

La plantilla está formada por Diego, Gonzalo, Íker, Carlos, Jesús, Lucas, Óliver, Pablo, Samuel y Sergio (jugadores); Chuchi (entrenador).

Comentarios
Lo más