Subvención de 226.000 euros para consolidar la Inspección Técnica de Edificios

Subvención de 226.000 euros para consolidar la Inspección Técnica de Edificios

Financiar la implantación y consolidación de la Inspección Técnica de Edificios y disponer de un sistema de información fiable y eficaz para conocer el estado actual del parque edificatorio de Castilla y León es la principal finalidad de la subvención de 226.540 euros, que ha autorizado esta mañana el Consejo de Gobierno para el Instituto de la Construcción de Castilla y León.

Uno de los objetivos marcados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en su programa de legislatura es continuar impulsando la Inspección Técnica de Edificios facilitando su realización y registro, y la coordinación de administraciones, empresas y profesionales. Por ello, disponer del Informe de Evaluación de Edificios en Castilla y León permitirá, además, impulsar la rehabilitación de edificios desde la perspectiva de la eficacia energética y sostenible, objetivo incluido en el programa ‘Vivienda y Suelo’ que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo.

En Castilla y León, la Inspección Técnica de Edificios, regulada inicialmente en el Decreto 22/2004, ha sido objeto de una profunda revisión a través del Decreto 10/2013 que modifica el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León en relación a la Inspección Técnica de Construcciones, que se ha venido implantando de forma progresiva en diferentes ayuntamientos, especialmente en las capitales de provincia.

En este momento es necesario lograr una mayor implantación de la Inspección Técnica de Edificios en el resto de ayuntamientos, para lo cual es imprescindible dotarles de las herramientas de gestión que les ayuden a recoger los informes de las inspecciones realizadas y procesar la información obtenida.

Desde el punto de vista ciudadano, la Inspección Técnica de Edificios y el Informe de Evaluación de Edificios les permitirá conocer la situación real de sus inmuebles y poder realizar actuaciones y obras de mantenimiento, conservación y, si es el caso, rehabilitación, mejorando sus prestaciones ambientales y energéticas, así como de confort y seguridad, integrándose en un modelo de ciudad sostenible con un centro histórico regenerado y óptimo.

Este proceso debe realizarse potenciando al máximo el uso de las nuevas tecnologías, tanto en la utilización de sistemas expertos de transferencia automática y tratamiento de la información, como en el impulso de nuevos modelos de trabajo y desarrollo de proyectos colaborativos basados en el diseño de edificios en tres dimensiones, denominado BIM (Building Information Modeling). Todo ello cumpliendo, a su vez, con los compromisos medioambientales de la Unión Europea manifestados en el objetivo 20-20-20, que pretende reducir un 20 % el consumo de energías primarias y emisiones de gases efecto invernadero y aumentar un 20 % las energías renovables. Teniendo en cuenta que el 30 % del consumo de energía y el 36 % de emisiones de CO2 pertenecen a edificios residenciales y comerciales, es preciso seguir impulsando medidas que conduzcan a la minimización estos efectos que tiendan a reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2.

En este sentido, el Instituto de la Construcción de Castilla y León lleva más de 20 años trabajando en estas líneas estratégicas y pretende desarrollar las siguientes líneas de trabajo: en primer lugar, para impulsar la implantación de la inspección y el informe de evaluación de edificios de Castilla y León promoverá una infraestructura digital de gestión en los distintos ayuntamientos para recoger la información, propiciará una mayor profesionalización de los inspectores y nuevas vías de comunicación con los propietarios de las viviendas que les permita conocer las ventajas de estas inspecciones; en segundo lugar, para lograr una mayor eficiencia de la construcción de edificios, se utilizarán nuevas tecnologías basadas en la modelización tridimensional de edificios, poniendo en marcha un modelo de contratación pública de proyectos y obras de edificación basados en la nueva tecnología de gestión de procesos Building Information Modeling 'BIM', además de incentivar la creación de modelos y buenas prácticas que favorezcan la implantación de las nuevas tecnologías 'verdes'.

Comentarios
Lo más