"La nueva ley del sector eléctrico propiciará un sistema sostenible"

"La nueva ley del sector eléctrico propiciará un sistema sostenible"
El salmantino Ignacio Galán, presidente de Iberdola, ha manifestado su confianza en que la nueva Ley del Sector Eléctrico que prepara el Gobierno, que se necesita con urgencia, se traduzca en un marco regulatorio objetivo, transparente y estable centrado en la eliminación completa del déficit de tarifa  y en conseguir un sistema sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental mediante un mix energético equilibrado.
 
Durante su intervención en el segundo Congreso Anual de Directivos APD, con una ponencia titulada Energía: en busca del equilibrio seguridad, coste, sostenibilidad, Galán ha destacado que un marco normativo que vaya en esa línea propiciaría que el sector eléctrico pudiera seguir actuando como motor de recuperación y crecimiento económico.
 
En este sentido, el presidente de Ibedrola ha recordado que el sector de la electricidad español en su conjunto invierte de forma recurrente alrededor de 6.000 millones de euros al año y genera, directa e indirectamente, unos 450.000 empleos de alta cualificación, aparte de ejercer un importante efecto tractor para la industria del país, con compras a fabricantes y suministradores valoradas en miles de millones de euros.
 
Galán ha enumerado los problemas que padece el sector energético español, entre los que figuran la lenta disminución de la intensidad energética, la alta dependencia del exterior o el escaso nivel de interconexión. Sin embargo, ha hecho hincapié, el principal de todos ellos es el déficit de tarifa, que puede poner en riesgo la solvencia de las empresas tradicionales que lo están financiando, aparte de hipotecar a las generaciones futuras.
 
El sector eléctrico, afectado por el creciente riesgo regulatorio
 
En otro orden de cosas, el máximo ejecutivo de Iberdrola ha reiterado que es esencial, para un negocio tan intensivo en capital como el eléctrico, contar con un modelo energético claro y estable en el largo plazo. Y es que, según ha comentado, otro problema al que se enfrenta el sector en la Unión Europea, y especialmente en España, es el creciente riesgo que perciben los mercados. Galán ha citado una encuesta realizada en noviembre de 2011 por el banco de negocios Nomura, en la que el 75% de los inversores consultados consideraba a España como el país europeo en el que las empresas del sector tienen mayor riesgo regulatorio.
 
Según Galán, buena muestra de hasta qué punto se percibe en los mercados ese riesgo regulatorio es la dispar evolución bursátil de las compañías eléctricas de la zona euro en los últimos cuatro años, en comparación con sus homólogas del Reino Unido y de Estados Unidos. Por ejemplo, un inversor que hubiese decidido invertir 1 euro en empresas eléctricas de la zona euro a finales de 2007 habría visto su inversión reducida en un 64%. Por el contrario, si ese mismo inversor hubiese destinado el mismo euro a compañías eléctricas del Reino Unido y de EE.UU., su inversión sólo habría perdido un 7% y un 8%, respectivamente.
Comentarios