El incremento del voto por correo obliga a derivar funcionarios de urgencia

El incremento del voto por correo obliga a derivar funcionarios de urgencia

El Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo encargado del trámite del voto por correo, se ha visto obligado a recabar de urgencia los servicios de personal funcionario de otras administraciones públicas ante el incremento en la demanda de solicitudes de voto por correo.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, quiere poner en valor la disposición del colectivo de empleadas y empleados públicos “que una vez más, demuestran su profesionalidad cuando la Administración requiere sus servicios en situaciones extraordinarias”.

En este caso, se trata de grabar los datos e introducir en sobres las papeletas del Congreso y del Senado para que los ciudadanos que no puedan hacerlo de manera presencial, ejerzan su derecho al voto por correo.

CSIF denuncia la imprevisión y la falta de negociación con los sindicatos, dado que esta circunstancia viene motivada por el cambio de criterio del Instituto Nacional de Estadística, que ha establecido un límite de 60 horas extraordinarias al año al personal laboral que tradicionalmente venía realizando estas funciones, que por tanto está especializado y que se ha visto desbordado ante el incremento de la carga de trabajo por la demanda del voto por correo.

Se da la circunstancia de que el INE cuenta con personal que voluntariamente quiere realizar este trabajo electoral, sin bien, por el cambio de criterio en la organización, el Instituto se ha visto obligado a ‘tirar’ de personal de subdelegaciones de Gobierno y de organismos como el Instituto Geológico Minero o el Instituto Español Oceanográfico.

CSIF denuncia el déficit en las plantillas como consecuencia de la ausencia en la oferta pública de empleo, especialmente en la Administración General del Estado. El sindicato asimismo ha recibido las quejas y el malestar del personal del Instituto Nacional de Estadística por la falta de acuerdo y la ausencia de negociación por parte de la Administración, lo que ha provocado situaciones de desigualdad entre diferentes grupos de personal, con categoría y funciones similares.

 

Comentarios
Lo más