Las administraciones públicas despiden más a los hombres de 24 a 44 años

Las administraciones públicas despiden más a los hombres de 24 a 44 años
Con el precedente de los resultados de la EPA del tercer trimestre del año, el aumento del paro registrado y la caída de la afiliación observados en octubre se han situado en línea con lo esperado y en consonancia con la agudización del deterioro de la actividad que revelan los primeros indicadores del cuarto trimestre del ejercicio. Con una dinámica de ajuste laboral que replica la de finales de 2011, el indicador de Agett, Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal, continúa registrando correcciones interanuales del orden del 4,4% hasta finales de 2012, asociadas a caídas adicionales en el nivel de ocupación que podrían situarla a cierre de año por debajo de los 17 millones de personas.
 
La destrucción de empleo del sector público como consecuencia, principalmente, de la necesidad de cumplir con los objetivos presupuestarios para éste y el próximo ejercicio va cobrando intensidad. Es también destacable que otros servicios, como por ejemplo los de comercio, haya reducido significativamente su crecimiento trimestral (de +18.500 en 3T11 a 10.200 en el actual), lo que pone de manifiesto que el actual periodo recesivo se está haciendo extensivo al grueso de ramas de actividad y, en particular, a aquellas más ligadas al consumo privado.
 
El perfil de la persona que pierde su empleo en este tercer trimestre es el de un trabajador con un nivel de formación de primaria y secundaria, uno de los colectivos más sensibles y que acusa una gran destrucción de empleo. En lo que llevamos de crisis (IIITR07-IIITR12), la ocupación de este grupo de población se ha reducido en un 23,5% desde el máximo (13,7 millones de ocupados), frente al 15,6% de la media. También destaca el comportamiento de los profesionales (oficios), que hasta la fecha había mantenido crecimientos muy sustanciales (cercanos al 50% interanual), apenas lo hizo en un 11,3% interanual en este tercer trimestre, reduciendo su contribución positiva a la evolución agregada de la ocupación.
 
Se intensifica la caída del número de activos (-0,2% interanual; -36.200 personas), sobre todo entre población con menos de 34 años y extranjeros (de países de la UE y América Latina), tanto hombres como mujeres, y en línea con los flujos migratorios reciente. Es decir, abandonan nuestro país en busca de nuevas oportunidades laborales, en otros países o en el suyo propio. El aspecto positivo del comportamiento de la población activa, es la estabilización de los activos nacionales (en el IIITR12 contribuyó en 0,3 puntos porcentuales positivos al total de efectivos laborales). En lo que llevamos de año, el total de activos ha aumentado en apenas 17.000 personas, la mitad de lo observado en el mismo período de 2011.
Comentarios
Lo más