Hosteleros de las inmediaciones de Santa Clara sufren el robo de sillas, mesas y sombrillas de sus terrazas

Hosteleros de las inmediaciones de Santa Clara sufren el robo de sillas, mesas y sombrillas de sus terrazas

Lo que podía ser una niñería ha pasado a ser un problema de un calibre mayor y con consecuencias económicas para los dueños de los bares. Y es que varios establecimientos hosteleros de las céntricas Plazas del Maestro y de Hacienda han sufrido varios robos de material de sus terrazas, como sillas, mesas o hasta sombrillas de gran tamaño.

En la Plaza del Maestro, son varios los negocios que han sufrido la visita de los amigos de lo ajeno.  Los dueños de los establecimientos reconocen que no es algo puntual, sino que "va por temporadas" y apuntan que no es algo particular de sus locales.

Alejandro, propietario del bar Hispano en la capital "dignifica" el papel que realiza la Policía "para los pocos efectivos que patrullan a ciertas horas del día" y se queja de que "de no haber tanto sueldo vitalicio, tanto consejero de administración y tanta corrupción, probablemente habría más dinero destinado a la seguridad ciudadana".

Durante este tiempo, tanto a Alejandro, como a sus vecinos de el restaurante "El Maestro" y otros locales situados en la Plaza de Hacienda, les han sustraído de sus terrazas, en varias ocasiones,  sillas, mesas y hasta sombrillas de grandes dimensiones atadas con cadenas de seguridad. Estos hechos les provocan unos perjuicios económicos por la pérdida del mobiliario y porque sus terrazas menguan en una época donde están muy demandadas.

Aparte del mencionado perjuicio económico, esta situación genera "una inseguridad por lo que puedas encontrarte al día siguiente". En muchos casos, los seguros no cubren el mobiliario que se encuentra fuera de los establecimientos, lo que supone otro hándicap para los hosteleros. 

Tanto la Policía como el Ayuntamiento o la Subdelegación del Gobierno tienen conocimiento del asunto, pero es difícil actuar si no hay una denuncia previa. El propio Alejandro cree que muchas veces "la colaboración ciudadana" es fundamental para atajar casos como este: "Somos nosotros mismo los que debemos ser responsables de nuestros actos y ser conscientes de que colaborando y siendo solidarios entre nosotros podremos poner fin a este tipo de comportamientos y prácticas" concluía el hostelero. 

Comentarios
Lo más