Villares de la Reina conciencia a sus vecinos para evitar los excrementos de perros en la vía pública

Villares de la Reina conciencia a sus vecinos para evitar los excrementos de perros en la vía pública
Se han difundido dípticos y carteles en el que se recuerda la multa por no recogerlos y se apela al civismo ciudadano. “El simple hecho de recoger los excrementos de los perros supone un gesto de civismo, respecto y solidaridad para el resto de vecinos con los que se convive. Si se recogen, será más fácil caminar y moverse con más tranquilidad por las calles, plazas y parques del municipio sin la preocupación de pisar un excremento de perro”, apunta el concejal Antonio Malmierca

El Ayuntamiento de Villares de la Reina ha tomado cartas en el asunto de los hábitos incívicos de los propietarios de perros después de que muchos vecinos se quejaran que los excrementos de las mascotas se pudiera ver en aceras y parques. El Consistorio, de esta manera, ha realizado una campaña de concienciación con el objetivo de sensibilizar y erradicar estos hechos. 

Esta campaña ha consistido en la difusión de dípticos y carteles en los que aparecen los mensajes 'Él no puede ser más limpio, tú sí' y 'Todos ganamos con un pueblo limpio' con la imagen de un perro barriendo excrementos. En este díptico, además, se incluyen una serie de recomendaciones dirigidas a fomentar la utilización de papeleras para depositar los excrementos de los perros como un acto de civismo, salud y educación y se informa de las multas para quienes no lo hagan de los 300 a los 1.200 euros. 

Asimismo desde el Ayuntamiento se  afirma que “esta campaña nace para eliminar ciertas actitudes que no son admisibles hoy en día, porque se ha comprobado que son muchos los vecinos que no recogen los excrementos de sus perros en vías públicas y zonas verdes del término municipal”. Villares de la Reina, en la actualidad, tiene un censo de 1.286 canes. 

Para el equipo de Gobierno municipal, el problema radica en que tener un perro exige una responsabilidad y un respeto hacia el resto de las personas que viven en el entorno. "El culpable es el dueño del perro, que en estas situaciones se comporta como alguien falto de civismo y respeto hacia los demás. Este grave problema, afecta a todos los vecinos y vecinas de Villares de la Reina y es necesario solucionarlo para acabar con la suciedad en las calles y para que sean un lugar más amable para el paseo y el disfrute por todos los vecinos".

El Ayuntamiento de Villares de la Reina y de forma especial la Concejalia que dirige Antonio Malmierca quiere agradecer a las personas y vecinos  que pasean a sus perros el gesto de recoger los excrementos que sus mascotas depositan en la calle y otros espacios públicos. “El simple hecho de recoger los excrementos de los perros supone un gesto de civismo, respecto y solidaridad para el resto de vecinos con los que se convive. Si se recogen, será más fácil caminar y moverse con más tranquilidad por las calles, plazas y parques del municipio sin la preocupación de pisar un excremento de perro” apunta el concejal.

Comentarios
Lo más