Redirigir laboralmente el cerebro aumenta la productividad de los trabajadores hasta un 20%

Redirigir laboralmente el cerebro aumenta la productividad de los trabajadores hasta un 20%

A diario recibimos multitud de estímulos e interrupciones que merman nuestra atención y disminuyen nuestra concentración. Sus consecuencias más inmediatas pasan por el bajo rendimiento, el estado de alerta constante o la dificultad concentrarse. Una de las técnicas más efectivas para combatir este tipo de problemas a los que debemos hacer frente en el trabajo es el ‘mindfulness’ o atención plena, que es utilizado por las empresas para incrementar los niveles de productividad de los trabajadores.  

Consciente de la importancia de todo ello, Adecco Training, la división del Grupo Adecco, especializada en integrar soluciones de formación y desarrollo con la estrategia empresarial, ha querido analizar el impacto del ‘mindfulness’ en la productividad de los trabajadores. Para ello, ha recogido resultados de las numerosas formaciones que ha impartido sobre este ámbito en los últimos años mediante encuestas a empresas y trabajadores.   

Aunque el concepto de atención plena se ha desarrollado desde hace siglos como una parte del budismo, desde hace 30 años, por su alto valor y sus positivos resultados, esta técnica se utiliza en todas las sociedades, independientemente de sus creencias religiosas. Así, se ha convertido en uno de los métodos meditacionales más utilizados en Occidente y con resultados más eficaces a nivel personal y profesional.  

En nuestro país, la práctica de ‘mindfulness’ o atención plena es aún minoritaria y sólo se ha puesto en marcha en empresas muy preocupadas por la salud de los trabajadores o en aquellas que son innovadoras en la búsqueda de técnicas que faciliten su bienestar. Según la encuesta realizada por Adecco, sólo un 5% de los trabajadores españoles lo practica, a pesar de sus múltiples beneficios. Entre los más destacados, está el incremento de la productividad, que se sitúa en torno al 20%.  

Menos estrés

Se calcula que cada trabajador pierde, de media, alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, o lo que es lo mismo, cada trabajador, de media, desaprovecha el 20% de su jornada laboral. De esta forma, quien practica la técnica de la atención plena es capaz de recuperar el cien por cien del tiempo que antes perdía a causa del déficit de atención y podría recuperar ese 20% de la jornada laboral que antes no aprovechaba. 

Además de repercutir en la productividad, el ‘mindfulness’ también sirve para reducir la sensación de estrés en el trabajo, pues el 65% de los trabajadores afirma tener mayor sensación de calma y relax en el trabajo. La efectividad de esta técnica a la hora de reducir los niveles de estrés es tal, que se ha detectado una reducción del 78% en los días de baja por ansiedad, estrés o depresión en las empresas que llevan a cabo esta práctica. 

Comentarios
Lo más