La Junta destina 300.000 euros a la adquisición de material para sanidad animal

La Junta destina 300.000 euros a la adquisición de material para sanidad animal
La partida aprobada hoy en el Consejo de Gobierno permitirá la adquisición de 2.352.000 unidades de extracción de sangre, compuestas por un tubo, una aguja y los soportes necesarios, portatubos. La ganadería y la comercialización de los alimentos de origen animal constituyen uno de los pilares de la economía en Castilla y León. Por ello, la aplicación de medidas veterinarias destinadas a elevar el nivel de la salud pública y de la sanidad animal contribuye al desarrollo del sector ganadero. La Junta de Castilla y León ha dedicado siempre de manera prioritaria importantes recursos para el mantenimiento y la mejora continua en sanidad animal.
 
La sanidad animal es a su vez garantía de la salud pública, no sólo en lo que se refiere a la prevención de enfermedades transmisibles entre los animales y el hombre, sino en el objetivo fundamental de la producción primaria, que es obtener alimentos sanos, seguros y de calidad para un consumidor con exigencias crecientes. Supone una pieza clave en la seguridad alimentaria.
 
Además, la sanidad animal tiene una dimensión que va más allá de su importancia en la producción ganadera, y constituye un factor muy importante en los intercambios comerciales, siendo esencial para garantizar el movimiento de animales y productos ganaderos, y contribuir a la competitividad de las explotaciones. Haber alcanzado un estatus sanitario adecuado es clave para afrontar un mercado libre de restricciones y, por lo tanto, constituye una clara ventaja competitiva en el comercio de los animales y productos de origen animal.
 
Estos esfuerzos han fructificado en una evolución muy positiva en los últimos 5 años, que han convertido a Castilla y León en una comunidad puntera en materia de sanidad animal, máxime si comparamos nuestros datos con los de otras comunidades autónomas con altos censos ganaderos. En tuberculosis bovina, hemos pasado de un índice de prevalencia del 4,16% en el año 2007 al 2,57%, en la actualidad. Más positivos son los datos que arroja la evolución de la prevalencia de la brucelosis bovina, donde Castilla y León ha pasado del 1,44% de prevalencia en 2007 a un 0,34% actual, situándonos a un paso de considerar erradicada la enfermedad.
 
Castilla y León, región libre de brucelosis ovina/caprina
 
En lo referente a la sanidad ovina y caprina, el pasado 5 de marzo de 2013, la Comisión Europea declaró a Castilla y León como ‘Región Libre de Brucelosis Ovina/Caprina’, lo que supone un gran avance en la libertad de movimientos de los animales con la consiguiente ventaja competitiva para el sector ovino/caprino de Castilla y León. La evolución de esta prevalencia ha permitido que en las explotaciones de ovino y caprino, se ha pasado de muestrear todas las reses ovinas y caprinas durante el año 2010 a muestrear solo el 25% durante el 2011 y el 2012, porcentajes que se reducen al muestreo del 10% del censo en el año 2013 y el 5% del censo de animales en los años sucesivos -de 2014 en adelante-.
 
Estos buenos datos de salud de nuestra cabaña ganadera permiten una importante reducción del número de actos clínicos y de pruebas a efectuar en las explotaciones, lo que supone una importante ventaja competitiva para el sector en Castilla y León.
 
El contrato aprobado hoy en el Consejo de Gobierno se adjudicará por procedimiento abierto y tramitación urgente y la ejecución del contrato se iniciará a partir del 1 de enero de 2014. El adjudicatario deberá suministrar el material ofertado periódicamente, conforme a pedido efectuado.
Comentarios
Lo más