El ‘virus del bebé’, principal causa de bronquitis en los menores de dos años

El ‘virus del bebé’, principal causa de bronquitis en los menores de dos años

Con la bajada de las temperaturas aparecen cada año los virus respiratorios, que afectan especialmente a los más pequeños de la casa. El Virus Respiratorio Sincitial (VRS), más conocido como el ‘virus de los bebés’, es el principal causante de los casos de bronquiolitis en los niños menores de dos años, la causa más frecuente de ingreso hospitalario en la infancia. 

Actualmente en España nos encontramos en plena estación de contagio de VRS, debido a que el frío favorece la estabilidad de este tipo de virus, que además permanece en las superficies durante varias horas. 

Un alto porcentaje de la población infantil sufre constantemente los efectos de las infecciones respiratorias. Si estas no son adecuadamente tratadas, desembocan en problemas más serios que pueden afectar durante meses o años a la salud respiratoria, teniendo en cuenta además que en los dos primeros años de vida el sistema respiratorio de los lactantes sufre cambios extraordinarios en cuanto a su crecimiento y desarrollo funcionales.

La Alianza Aire, que engloba a varias asociaciones de prematuros, además de a Down España, Menudos Corazones, la Federación Española de Enfermedades Neuromusculares (ASEM), Fibrosis Quística (FQ) y la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), nace con el objetivo de concienciar a la población acerca del riesgo que suponen las infecciones respiratorias agudas (IRA) en los bebés más vulnerables. Así, se pone de relieve que la prevención de estas infecciones respiratorias continúa siendo una prioridad para la salud pública y velando para que la implementación de las políticas sanitarias no afecte a la seguridad e intereses de estas poblaciones.

Los meses de diciembre, enero y febrero representan el pico de la estación epidémica, cuando bajan más las temperaturas, y cuando se registran más ingresos hospitalarios en UCI pediátrica por infecciones respiratorias agudas fácilmente prevenibles. Medidas tan sencillas como lavarse las manos después de cambiar al bebé, evitar sitios cerrados con aglomeraciones, usar pañuelos desechables, pueden evitar la infección.

Comentarios
Lo más