El camino de Toro en la búsqueda de acoger las Edades del Hombre 2016

El camino de Toro en la búsqueda de acoger las Edades del Hombre 2016

Con la clausura hace unos días de la edición de 2014 de Las Edades del Hombre en Aranda de Duero, la carrera por albergar la edición de 2016 está próxima a su fin. El año que viene, Ávila y Alba de Tormes organizarán una edición poco tradicional, con dos sedes y con las obras repartidas. Pero aún no se conoce dónde será la sede para 2016. En esta carrera, además de Toro, concurren otras candidatas con mayor o menor peso. La principal, la candidatura de Cuéllar.

Tras ese anuncio realizado en INTUR por Martínez Maíllo, que ya había avanzado previamente en el Día de La Provincia, el día 17 de noviembre de 2013 se creaba una petición dirigida a la Fundación las Edades del Hombre, solicitando que la ciudad de Toro fuese designada sede de las Edades del Hombre en 2016. Después de esa solicitud, numerosas entidades zamoranas mostraban su apoyo público a esta petición. Incluso, la propia consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, señalaba en varias comparecencias la “idoneidad” de Toro como localidad “para acoger una de las próximas ediciones de las Edades del Hombre”.

El paso de las semanas servía para que la candidatura fuese sumando más apoyos. Uno de los más relevantes y básicos era el del Patronato de Turismo de la Diputación de Zamora, que en julio de este año aprobaba una propuesta de apoyo al Ayuntamiento de Toro en la solicitud de la ciudad a candidata a sede de Las Edades del Hombre en 2016. También clave en este tipo de situaciones es la imagen corporativa de la campaña. Por eso, la plataforma que se encarga de dirigir el camino de la candidatura presentaba a mediados de año el logotipo de apoyo y promoción de la candidatura Toro 2016. 

Uno de los últimos pasos se daba a principios de este mes de noviembre, cuando Luís Vasallo Toranzo presentaba una “Memoria” elaborada por el Comisionado de Patrimonio de Zamora para avalar la candidatura de la ciudad de Toro a sede en 2016 de la exposición.

Con toda la parte central del trabajo realizado, y con los últimos detalles solo por pulir, los toresanos y los zamoranos en general toman aire para afrontar las últimas semanas antes de que se conozca la sede que albergará las Edades del Hombre en 2016.

Comentarios