Lo divino se materializa en arte en la Catedral

Lo divino se materializa en arte en la Catedral

Las Salas Capitulares han vuelto a abrir sus puertas este martes para mostrar los tesoros catedralicios al gran público. Tras un periodo de inactividad en el que se han llevado a cabo actuaciones de restauración y musealización por parte de la Junta de Castilla y León y el Cabildo, las obras han recuperado su discurso primitivo para deleite de los amantes del arte sacro.

Este espacio se dividen en tres áreas: Fortis in Fide, In Sonmo Pacis y Ecclesia semper reformanda. En la primera se expone una selección de obras en las que hunde sus raíces devocionales la Iglesia de Salamanca. Aquí se muestran ejemplares conservados que formaban parte de los altares que se erigían en su mayoría en el interior del templo de la Catedrla Vieja, como la Virgen Abridera, Santiago Apóstol, San Nicolás, el Retablo de San bernabé o el tríptico de San Ivo, San Clemente y San Antonio de Padua.

In Somno Pacis muestra representaciones plásticas de gran importancia ligadas a ámbitos funerarios, transmisoras de los valores de la esperanza cristiana en el paso de la vida a la muerte. Estas embellecían los numerosos enterramientos que rodean el Claustro y las capillas adyacentes de la Catedral, donde eclesiásticos, maestros, nobles y caballeros disponían sus sepulcros. Los retablos de San Miguel, de la Virgen de la Rosa, de la Virgen de la Leche o San Cristóbal aparecen en este espacio que está presidido por el majestuoso Retablo de la Capilla de Santa Catalina.

En la parte superior se encuentra Ecclesia semper reformanda, un lugar que muestra la evolución histórica de la planimetría de la Catedral Nueva, algunas de las personalidades que contribuyeron a estas transformaciones y los proyectos inacabados que se plantearon y, finalmente, coadyuvaron a conformar la visión actual de la Capilla Mayor.

La muestra de estas obras se completa además con cuatro niveles de información (audioguías generales, audioguías específicas, carteles y códigos QR) para hacer más completo un recorrido por los siglos XV, XVI y XVII. Las visitas al público se abrirán este miércoles, con un aforo máximo de 20 personas en el área superior y en función del espacio en las otras dos áreas, en horario de 10:00 a 17:30 horas de octubre a marzo y de 10:00 a 19:30 horas de abril a septiembre.

Comentarios
Lo más