Los parlamentarios cobran de sueldo base 154,6 euros al día

Los parlamentarios cobran de sueldo base 154,6 euros al día

“Los diputados y senadores percibirán una asignación económica que les permita cumplir eficaz y dignamente su función. Tendrán igualmente derecho a las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función”. Son palabras del Reglamento del Congreso de los Diputados, que también recoge cuáles son estas atribuciones.

Así, todos los diputados reciben 2.813,87 euros al mes como asignación constitucional pero a esto hay que sumarle otro tipo de prestaciones que perciben por su trabajo. De esta manera, el propio Régimen Económico del Congreso de los Diputados recoge una indemnización de 1.823,86 euros para los diputados de circunscripciones distintas de Madrid y de 870,56 para los electos por Madrid, “una cantidad dedicada a cubrir los gastos  y, por ello, exenta de tributación”. 

Además, también se les retribuye por los diferentes puestos con los que cuentan en las comisiones, que sí están sometidos al régimen general de retención y tributaciones fiscales, al igual que el sueldo base. En lo que se refiere a los salmantinos, a esos 4.637,73 euros resultantes de la suma del sueldo base y la indemnización.

El diputado elegido por Ciudadanos estaría percibiendo el sueldo base, el complemento e circunscripción diferente a Madrid, como el resto de diputados salmantinos, y lo correspondiente a portavocia adjunta en comisión.

José Antonio Bermúdez de Castro, del PP, que solo ostenta la portavocía adjunta de su Grupo Parlamentario por gastos de representación y también cobra por gastos de disposición. Su compañera de partido, María Jesús Moro, también es portavoz en la Comisión de Justicia. Sin embargo, el primero de los dos, al formar parte de la Diputación Permanente, sigue cobrando la totalidad del sueldo, mientras que los demás pueden elegir si pedir la indemnización por transición equivalente a los 154,6 euros por cada día en la que no vuelvan a ser reelegidos.

En el último puesto de esta clasificación estaría David Serrada, el diputado del Partido Socialista, que solo ostentaba la portavocía adjunta de la Comisión de Interior. 

Senado

En la Cámara Alta, se le da la vuelta por partidos a los que más cobran. En el Senado, el sueldo base es de 2.813,91 euros al mes con una indemnización por no ser elegido por Madrid de 1.822,38. A ello, la socialista Rosa López le suma una vicepresidencia segunda, una portavocía y una secretaría segunda en las comisiones de Reglamento, Educación y Deporte, y Hacienda y Administraciones Públicas. Según el Régimen Económico del Senado.

Gonzalo Robles, del PP, ostenta una presidencia en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos. Javier Iglesias, del PP, una vicepresidencia, y Esther del Brío la base. En el caso de Gonzalo Robles, similar al de José Antonio Bermúdez de Castro, es miembro de la Diputación Permanente, aunque suplente, por lo que sigue con su condición de senador.

Otras ayudas

A todo lo anterior, e indistintamente en Congreso o Senado, se le suman otras cantidades que se pueden cobrar y que son más generales. Así, ambas cámaras cubren los gastos derivados del transporte de los parlamentarios al tener que ir a comisiones y plenos. De esta manera, se pagan los billetes en transportes colectivos y los gastos derivados de los aparcamientos que hubiera que realizar en dichas estaciones. Si se elige venir en coche, el kilómetro se paga a 0,25 euros, y además se abonan los peajes. 

A esto habría que sumar una tarjeta taxi para poder viajar por la Comunidad de Madrid que tiene un máximo de tres mil euros al año. Tanto es así que, según datos aportados por el mismo Senado, solo en el primer trimestre del año, el gasto derivado por transporte a la Cámara Alta fue de 608.461,66 euros, sumando también gastos de cancelación, entre otros. 

Además, existen unas dietas por misión oficial de los parlamentarios que van desde los 120 euros en territorio nacional a los 150, en internacional y todos ellos reciben un teléfono móvil y una tablet para el desarrollo de sus actividades cuando toman posesión. Objetos electrónicos que pueden pagar al término de su mandato a un precio de mercado, teniendo en cuenta el descenso de su valor al haber sido ya utilizado. 

 

Comentarios
Lo más