El censo de profesores desciende en 369 en cuatro años

El censo de profesores desciende en 369 en cuatro años

El censo de profesorado de Castilla y León se ha reducido en 1.398 profesionales en los últimos cuatro años, si se comparan los censos de 2010 y 2014. Esa reducción afecta a las nueve provincias, que han pasado de 27.964 a 26.566 profesores censados. La provincia que más descenso tiene es Salamanca, con 369 profesores menos; y la que mejor se mantiene es Burgos, con una reducción de sólo 16 profesores. Se da la circunstancia de que mientras el número de profesores baja en esta comparativa de hace cuatro años, el de alumnos crece en casi 8.000 más.
 
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) considera que la reducción del número de profesores censados por la Junta de Castilla y León, datos que se han dado a conocer con motivo de la celebración de las elecciones sindicales de enseñanza en diciembre, “refleja las consecuencias reales de los recortes presupuestarios, de las que venimos alertando. Si hemos perdido profesores, y el número de alumnos ha crecido, las condiciones en las que se está trabajando seguro que son peores, en perjuicio de la calidad educativa”.

 “La Junta tiene que volver a los niveles de profesorado y de recursos de antes de la crisis, si quiere mantener la calidad educativa que tenemos ahora, y de la que toda la comunidad escolar de Castilla y León nos sentimos muy orgullosos, por estar a la cabeza de los niveles de España y de Europa”, destaca la responsable autonómica del sector de Enseñanza en CSI-F Castilla y León, Isabel Madruga.

Si bien en el censo puede haber profesores que no están activos por bajas y otras circunstancias, CSI-F insiste en que la tendencia de la pérdida de profesorado “ha quedado bien clara y también, por tanto, nuestra queja, cuando denunciamos el deterioro de la situación laboral de los docentes”. El censo definitivo será el del mismo día de la votación de las elecciones sindicales, ya que podrían incluirse algún interino más con condición de elector.

Madruga reitera que la Junta debe abordar “de una manera seria y definitiva, la necesidad de terminar con una tasa de interinidad totalmente exagerada, en torno al 18% del total del profesorado, unos 5.000 profesores, que genera serios problemas en la organización y en el desarrollo de los proyectos educativos de los centros de la Comunidad”.  
  
Además, CSI-F considera que la disminución del profesorado es la causa de buena parte de las 358 incidencias que recibió el sindicato independiente durante el inicio del curso escolar, en el servicio puesto en marcha durante septiembre para los docentes. El 40% de esos problemas se refieren a horarios y organización, el 21% a la aplicación de la LOMCE, un 22% a la aplicación de la AISI y un 17% a las ratios máximas. 
   
Isabel Madruga apunta que las quejas de los profesores evidencian un recorte de cupo encubierto de docentes para impartir ciertas asignaturas. Una quejas que también hacen hincapié en la presión a la que se ven sometidos muchos docentes por la limitación de los recursos humanos, que han disparado las medias jornadas, han impuesto dar asignaturas que se consideran afines pero no lo son, o han obligado al profesor a compartir centro. Asimismo, la reducción de profesorado ha provocado cambios de itinerancias y múltiples dudas para la asignación de horas complementarias y guardias, insiste Madruga.

Comentarios