Satisfactorio resultado del primer trasplante de cara realizado en Salamanca

Satisfactorio resultado del primer trasplante de cara realizado en Salamanca

El joven paraguayo Fernando Isaac Gómez padecía un tumor en su rostro que le afectaba a la visión y a movilidad de los músculos faciales. El pasado septiembre fue sometido a una operación pionera en la medicina mundial. Un trasplante maxilofacial en el que han participado has ocho equipos médicos diferentes y que se llevó a cabo en el Hospital Universitario de Salamanca.

“Me encuentro muy bien, mi vida ha cambiado. Ya se me pasaron los dolores de cabeza. Yo me acomplejaba y no quería salir. Ahora que soy más guapo, salgo todo el rato. Ahora utilizo gafas porque me afectó un poco a la visión, pero con ellas ya veo bien”.

Se trataba de un tumor que no era maligno pero muy agresivo. “No da metástasis, técnicamente seria benigno pero por localización y por crecimiento era realmente problemático”. Son palabras del Doctor Jorge García, cirujano maxilofacial que participó en la operación llevada a cabo en Salamanca.

“Muchos de los tratamientos los hacíamos telefónicamente y tratando de evitarle viajes cuando era posible”. El paciente, de nacionalidad paraguaya y 28 años de edad,  residía en Ávila y apenas un mes después de ser trasplantado fue padre por primera vez. “Si no hubiera sido trasplantado, no hubiera podido haber visto a su hijo. Lo podría haber tocado, pero no visto”.

La operación que contó con profesionales pertenecientes a ocho equipos médicos diferentes superó las trece horas de duración. “Disponemos de un grupo de colaboradores de alto nivel, es la ventaja de trabajar en un hostal tan importante como este”. El grupo de anestesistas está preparando una publicación para difundir las dificultadas técnicas de este trasplante.

Jorge García asegura que “es un concepto diferente de trasplantación”. Ha habido otros trasplantes maxilofaciales realizados hasta ahora en otros lugares del mundo pero este es único por la técnica utilizada. “Se han producido otros trasplantes hechos con piel incluida, que tienen más grado de complejidad técnica pero menos grado de complejidad médica. A la postre se ha demostrado que esos dan más problemas postoperatorios para el paciente”.

“La piel es suya. De no ser así, tendría que está sometido a un tratamiento supresor”. Las perspectivas de futuro para el paciente son muy buenas. “Estoy buscando trabajo. Antes trabajaba con mi cuñado ayudándole a montar muebles, pero me pasaba todo el día en el hospital.” Fernando Isaac Gómez asegura que no está sorprendido por las esperanzas que le habrán infundado sus médicos. “Me esperaba estos resultados porque los doctores siempre me han dado muchos ánimos, que es lo que hace falta”.

El doctor Jorge García ha criticado la actitud de algunos cirujanos y ha reclamado que se piense más en el paciente. “Estamos en una vorágine de a ver quién hace algo más gordo o más grande y a lo mejor lo que tenemos que hacer es simplificarlo todo para obtener mejores resultados para el paciente”.

Las perspectivas de futuro tras el éxito de esta operación son inmejorables. “Se abre un camino para hacer trasplantaciones óseas subcutáneas y reducir al máximo la cantidad de piel incluida. Las posibilidades de éxito se multiplican. Otros pacientes se podrán beneficiar  de estas técnicas. Podría haber muchas personas en España susceptibles de necesitar un trasplante como este, incluso podría ser interesante en oncología infantil”.

Comentarios
Lo más