A pesar de la polémica suscitada el pasado 5 de enero cuando en la Cabalgata de Reyes las ocas que acompañaban al cortejo sufrieron daños, el Ayuntamiento de Béjar vuelve a optar por la presencia de animales. En esta ocasión un halcón, un rebaño de ovejas, dromedarios y hasta una pareja de llamas recorrerán las calles de la capital bejarana respondiendo, explican fuentes municipales, a la petición de los niños del municipio.

La decisión, sin embargo, ha sentado mal en la asamblea comarcal de IU, que considera “deplorable” la actitud del Ayuntamiento bejarano pues “mientras la sociedad en su conjunto va evolucionando hacia posiciones más proteccionistas y respetuosas con los animales como un signo importante de cambio y avance propio de nuestro siglo, el equipo de gobierno del PP se empeña en todo lo contrario”.  

La formación pide que el Ayuntamiento de Béjar sea más sensible con los niños y con los animales “y que no utilice a ninguno de ellos tal y como hace descaradamente”. El año pasado, advierten, la cabalgata supuso un gasto elevado de dinero de todos “que sirvió para llenar las calles de sangre de las pobres ocas y de lágrimas de muchos niños y niñas por el sufrimiento animal”.  

 

Comentarios